El secretario general de CCOO Extremadura, Julíán Carretero, ha considerado que la supresión de la línea de tren hasta Valencia de Alcántara y por tanto, del tren nocturno Lusitania, que conecta las capitales ibéricas de Madrid y Lisboa, supondría un "atentado" para la ciudad de Cáceres.

Este hecho significaría, a su juicio, la "antesala" del cierre de otras líneas convencionales de la región, porque supondría, según ha indicado, una "puñalada mortal" al conjunto del ferrocarril en Extremadura.

El líder sindical, que ha acudido a una manifestación convocada en la estación de trenes de Cáceres, a favor del mantenimiento de la línea hasta Valencia de Alcántara, ha precisado al respecto, que la eliminación de dicha línea supondría dejar a Cáceres sin conexión con Lisboa, así como "restringir una conexión férrea entre Lisboa y Madrid", además de "alejar también a esa región portuguesa precisamente del centro de España".

"Es una decisión totalmente errónea y que una vez más la vamos a pagar los extremeños y ante eso, exigir que el primero que tiene que activar absolutamente toda su influencia para que eso no sea así es el gobierno de Extremadura, con Monago a la cabeza", ha remarcado.

Ante esta circunstancia, Carretero ha abogado por seguir potenciando el tren convencional, al tiempo que ha insistido en la "responsabilidad" del Ejecutivo regional para que la línea de tren "no" se cierre, ya que, a su entender, "el Gobierno debería estar defendiendo con uñas y dientes, como cuando estaba en la oposición,

esta línea férrea".

De igual modo, ha considerado que hubiera sido "muy bueno" la presencia de una parte de los asistentes que estuvieron en el congreso del Eje 16 celebrado esta semana en Badajoz para defender la única línea de tren que conecta Extremadura con Portugal, y que ésta "sí tiene fecha de caducidad".

"tren histórico"

Por su parte, el secretario de UGT Extremadura, Francisco Capilla, ha calificado de "lamentable" que se esté asistiendo "si no se le remedia", al "último tren" de largo recorrido de Extremadura que conecta con Portugal. Asimismo, ha calificado de "incomprensible" que se haya invertido en torno a 30 millones de euros en este "tren histórico", que lleva funcionado 75 años.

"Estamos viendo día a día, paso a paso, cómo el ferrocarril convencional está muriendo porque no se está haciendo ningún tipo de inversión y por tanto, ante esta situación, hay que reivindicar al Gobierno de Extremadura que el ferrocarril en nuestra región es necesario y también es viable".

La manifestación, que ha sido secundada por unas cien trabajadores de diversos sindicatos del sector ferroviario CCOO, UGT y CGT, entre otros, así como alcaldes de localidades cacereñas y portuguesas que se verían afectadas por el cierre de la línea de tren, ha contado con la lectura de un manifiesto en el que se solicita la defensa del ferrocarril público, por ser " el único capaz de garantizar la circulación de trenes por todo el territorio nacional de forma equitativa, con interés social y con calidad en el servicio".

El texto señala además que su desaparición supondrá, "un error histórico" por el retroceso en las infraestructuras ferroviarias" de la región, "potenciadas desde Europa como las más eficientes para la vertebración del territorio y el desarrollo de los pueblos".

"sin portugal"

A la concentración ha asistido además la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, quien ha señalado que esta infraestructura es "muy importante" para la ciudad, al tiempo que ha destacado la presencia de dirigentes portugueses en la concentración, ya que , a su juicio, sin Portugal apostando por dicha infraestructura, España y Extremadura tiene muy difícil sacar adelante este proyecto".

Por su parte, el presidente de la mancomunidad cacereña de Sierra de San Pedro que aglutina los pueblos de Valencia de Alcántara, así como de San Vicente de Alcántara, Rodrigo Nacarino, ha solicitado una "alternativa" que impida la supresión de esta línea, como es el caso del funcionamiento de un tren diurno para que fuera "más asequible" para los ciudadanos, al tiempo que ha resaltado que el próximo 16 de junio se producirá una marcha desde la estación de San Vicente de Alcántara a Valencia de Alcántara, "para que se enteren los políticos que no estamos de acuerdo con la decisión que van a tomar".

A la cita ha asistido también la socialista Carmen Heras, entre otros miembros del grupo municipal, quien ha calificado de "hipocresía" la presencia de la regidora cacereña en la concentración ya que, a su juicio, Nevado "no puede tapar sus responsabilidades viniendo a una concentración de personal afectado".

"La alcaldesa, lo que tiene que hacer, si realmente quiere ayudar, es presionar a su jefe de filas, José Antonio Monago, al presidente de España, Rajoy, y conseguir que la Junta de Extremadura ponga dinero, firme convenios con Renfe, renueve esos convenios y consigan por la vía política que el tren no se vaya".

Consulta aquí más noticias de Cáceres.