Los bomberos del SEMCA aceptan bajarse el sueldo un 11% para que ninguno de ellos sea despedido

Un técnico de intervención, la coordinadora de la Sala del 112 y una administrativo sí perderán su empleo
Protestas Del SEMCA
Protestas Del SEMCA
COMITÉ DE EMPRESA DEL SEMCA

Los bomberos del Servicio de Emergencia de Cantabria (SEMCA) han aceptado este martes bajarse el sueldo un 11% e incrementar su jornada laboral desde las 37,5 horas semanales a las 40 para evitar que ninguno de ellos sea despedido.

De esta forma, los únicos que no mantendrán sus puestos de trabajo serán un técnico de intervención, la coordinadora del Centro de Coordinación de Emergencias y una administrativa de esta Sala.

Así lo ha confirmado a Europa Press el secretario del comité de empresa del SEMCA, Pablo Ramos, después de que los trabajadores se hayan reunido esta tarde para valorar la última oferta del Gobierno de Cantabria, que tenía carácter innegociable y debían responder a ella en un plazo de 24 horas.

Además de la bajada de sueldos y de la ampliación de la jornada laboral, los bomberos han aceptado la apertura 24 horas de los parques de emergencia durante 2013.

El Gobierno presentó su última oferta después de que este lunes se entregaran las primeras diez cartas de despido (a siete bomberos y tres miembros de la sala), e implicaba la readmisión inmediata de los bomberos.

La oferta se trasladó este martes a los bomberos directamente, sin contar con la representación sindical del Comité de Empresa.

Esa propuesta del Gobierno sucedió a otra planteada el lunes desde el Comité de Empresa, rechazada por la Consejería de Presidencia y Justicia.

Tras tres meses de negociaciones, el ERE en el SEMCA —que planteaba el despido de 27 de sus 121 efectivos— dejaría, si finalmente se confirma la aceptación de estas condiciones por ambas partes, a todos los bomberos en sus puestos de trabajo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento