Dimiten siete miembros del Gobierno británico por las reticencias de Blair a dejar el poder

Las claves:
  • Un mienbro de Defensa y seis asistentes parlamentarios, en protesta por el rechazo del primer ministro a fijar una fecha para abandonar su cargo.
  • Estaban entre los 17 diputados laboristas que firmaron una carta instando a Blair a concretar su marcha.
  • Amenazan con amotinarse y obligar a Blair a dejar el poder por la fuerza si no confirma una fecha.
  • Creen que para que el Partido Laborista y el Gobierno se renueven hay que empezar por su líder.
  • Según The Sun, Blair abandonará Downing Street el 27 de julio del 2007.
Tom Watson, hasta hoy subsecretario de Estado de Defensa británico y diputado laborista, ha dimitido de su cargo en portesta por la reticencia de Blair a fijarse una fecha de salida del Ejecutivo.
Tom Watson, hasta hoy subsecretario de Estado de Defensa británico y diputado laborista, ha dimitido de su cargo en portesta por la reticencia de Blair a fijarse una fecha de salida del Ejecutivo.
Archivo / EFE

Las dimisiones en el seno del Gobierno laborista se han sucedido en cascada en menos de 24 horas, aumentado la presión sobre el primer ministro británico, Tony Blair, para que anuncie oficialmente en qué momento de su actual tercer mandato dejará el poder, como ha prometido.

El subsecretario de Estado de Defensa británico, el diputado Tom Watson, y otros seis responsables gubernamentales de bajo rango han hecho pública su marcha del ejecutivo tras dos días de especulaciones sobre el momento en que Toni Blair deje de estar al frente del Partido laborista y del Gobierno, según publica The Guardian.

Un tabloide normalmente bien informado en cuestiones que atañen a Blair, el derechista "The Sun", de Rupert Murdoch, asegura conocer las fechas en que Blair dejará de ser la cabeza de los laboristas y primer ministro británico, el 31 de mayo y el 27 de julio respectivamente, aunque la oficina del jefe laborista ha rehusado confirmar ambas fechas punlicadas por el periódico.

Dimisión en casacada

Siete miembros del gobierno británico han dimitido en protesta por el rechazo del primer ministro, Tony Blair, a fijar una fecha para abandonar el poder.

Watson, promocionado en el Ejecutivo por el propio Blair, justificó su decisión argumentando que "no interesa ni al partido (laborista) ni al país" que el primer ministro continúe al frente del Gobierno.

En una carta de renuncia remitida a Blair, el diputado dice: "Comparto la opinión de la abrumadora mayoría del partido y del país de que la única forma de que el partido y el Gobierno se renueven en el poder es que se renueve urgentemente su liderazgo".

Posteriormente, el diputado Khalid Mahmood, secretario parlamentario privado del secretario de Estado de Interior, Tony McNulty, anunció también su dimisión por el mismo motivo.

Una carta polémica

Ambos parlamentarios forman parte de los diecisiete diputados laboristas que esta semana firmaron una carta exigiendo al líder laborista que aclare cuándo dejará exactamente el Gobierno.

El primer ministro, por su parte, se apresuró a emitir un comunicado en el que subraya que su intención era, de cualquier manera, despedir a Watson por rubricar una carta "desleal, descortés y errónea".

El dimisionario reveló también que fue advertido la pasada noche por la jefe de disciplina parlamentaria del partido Laborista, Jacqui Smith, de que su posición en el Gobierno era "insostenible" a menos que retirase su nombre de la polémica misiva.

"He reflexionado esta pasada noche. No puedo retirar mi nombre y, por tanto, acepté el juicio de ella (Smith). Con la mayor tristeza, por consiguiente, debo abandonar el Gobierno", señaló Watson.

Blair se marcha, pero ¿cuándo?

El 10 de Downing Street, residencia oficial y oficina del primer ministro, trató este martes de contener el creciente descontento de muchos diputados laboristas, mientras varios miembros del Gobierno leales a Blair aseguraron que el gobernante se retirará en un año.

Blair anunció en el 2005, tras lograr un histórico tercer mandato para el laborismo, que no aspirará a una cuarta legislatura en las próximas elecciones generales, previstas para 2010, pero se niega poner fecha a su renuncia.

Sin embargo, cada vez son más los diputados laboristas que exigen al primer ministro un calendario para ceder el poder al influyente ministro de Economía, Gordon Brown, considerado su sucesor natural.

El tabloide The Sun da fechas

El diario sensacionalista "The Sun" publicó hoy que el jefe del Ejecutivo renunciará el 31 de mayo del 2007 al liderazgo del Partido Laborista.

Según el periódico, Blair abandonará después, el 26 de julio, su residencia oficial de Downing Street tras un récord de más de diez años al frente del Gobierno británico, aunque la oficina del jefe laborista rehusó confirmar ambas fechas.

Cien diputados amenazan c0n amotinarse

De acuerdo con "The Times" , alrededor de un centenar de diputados laboristas advertirán próximamente a Blair de que debe confirmar públicamente su fecha de retirada si no quiere exponerse a un motín destinado a desalojarle por la fuerza del poder.

El problema para el primer ministro es que la rebelión no se limita ya a la tradicional izquierda laborista, que considera que Blair ha secuestrado al partido para hacer con la etiqueta de Nuevo Laborismo una política que podrían suscribir los conservadores.

Entre los firmantes de la carta de los diecisiete rebeldes laboristas figuran también varios diputados llegados en 2001 al Parlamento precisamente bajo ese Nuevo Laborismo, como el propio Watson.

La oposición a Blair obedece a muchos motivos, que van desde la irritación del ala sindical por las reformas privatizadoras del Primer Ministro a las protestas de la izquierda pacifista por la guerra de Irak y la falta de solución al conflicto de Oriente Medio.

Asimismo, numerosos parlamentarios simplemente tienen miedo a perder su escaño en los próximos comicios generales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento