Informe de Resultados 2011 de Ecoembes, la organización encargada de la recuperación y el reciclaje del contenedor amarillo y el contenedor azul, destaca que los asturianos reciclaron un total de 21.300 toneladas de envases a través de los 8.500 contenedores que hay disponibles en la región. De hecho, el 76 por ciento de los asturianos aseguran separar en el contenedor amarillo y el 80 por ciento en el contenedor azul.

El estudio fue presentado este viernes en las instalaciones de Cogersa por el gerente de este Consorcio, Santiago Fernández, y el director de Comunicación y Empresas Adheridas de Ecoembes, Antonio Barrón.

En él se señala que cada ciudadano aportó una media de 9,5 kilos de envases ligeros (envases de plástico, latas y 'briks') en el contenedor amarillo, cantidad similar a 2010, mientras que se aprecia un descenso en la media de envases de cartón y papel depositada en el contenedor azul, que fue de 22 kilos por habitante al año.

Una circunstancia que se ha achacado tanto a la caída del consumo por la crisis como a la proliferación de hurtos en los contenedores azules, en línea con lo que está pasando en el resto de España. Asimismo, el informe indica que la tasa de impropios, es decir, de residuos incorrectamente depositados en el contenedor amarillo en Asturias, registró en 2011 un 23 por ciento, lo que supone un descenso de 11,3 por ciento respecto al año 2010 (26%).

Apuesta por el reciclaje

También se ha resaltado que un total de 186 empresas asturianas contribuyen, con su participación a través del Punto Verde, a la cadena de reciclaje de envases en nuestro país, permitiendo reciclar los envases que ponen en mercado una vez que éstos se convierten en residuos.

Barrón, por su lado, ha invitado a los ciudadanos a seguir reciclando y les ha recordado que "con un sencillo gesto, el de la separación, se evita que los envases acaben en un vertedero, logrando reducir el consumo de energía y la emisión de gases de efecto invernadero", ha dicho, al tiempo que ha señalado que se pueden aprovechar estos envases como materia prima de nuevos productos útiles para los ciudadanos".

Por su parte, Fernández ha resaltado el esfuerzo de Cogersa para fomentar estos buenos hábitos de recogida selectiva a través de las campañas de concienciación y sensibilización ambiental que reciben una aportación económica de más de un millón de euros al año, en los que también colabora Ecoembes, y que alcanzan cifras de más de 200.000 participantes anuales.

Ha agradecido también la labor de los Ayuntamientos, que ha permitido que Asturias tenga una ratio de número de habitantes por contenedor muy favorable, siempre por debajo de 250 usuarios por recipiente, "lo que facilita la participación en la recogida selectiva", ha destacado.

Por encima del objetivo europeo

En el ámbito nacional, se ha conseguido reciclar el 68 por ciento de envases, lo que significa que 7 de cada 10 envases que se ponen en el mercado se están reciclando, lo que supera los objetivos fijados por la Comisión Europea, en más de 13 puntos (68% frente a 55%).

Desde que empezó a funcionar Ecoembes se han reciclado en nuestro país cerca de 11,7 millones de toneladas de envases, lo que equivale a 880 campos de fútbol repletos de envases. Esto ha evitado la emisión de 11,5 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, o el ahorro de 13,3 millones de Mwh (la energía equivalente al consumo de 1,2 millones de españoles, tantos como los que habitan en Valencia y Bilbao) y 314 millones de metros cúbicos de agua, es decir el consumo anual de 5,6 millones de ciudadanos, el equivalente a los habitantes de la provincia de Barcelona.

Como ejemplos, se ha indicado que con 80 latas de refresco se puede hacer una llanta de bicicleta, con seis 'briks' de leche o zumo se puede hacer una caja de zapatos, con 40 botellas de plástico se puede hacer un forro polar y con el reciclaje de ocho cajas de cereales se puede hacer un libro.

Consulta aquí más noticias de Asturias.