La compañía catalana Els Joglars llega al Teatro Romea para ofrecer una segunda versión de su obra musical 'El Nacional'. Las actuaciones serán los días 25, 26 y 27 de mayo, a las 21.00 22.00 y 20.00 horas, respectivamente. Los precios de las localidades es de 11; 16,50 y 22 euros.

El miembro de Els Joglars que interpreta al protagonista, Ramón Fontserè, muestra su satisfacción por volver a actuar en nuestro teatro porque "el Romea de Murcia siempre me ha parecido como teatro el mejor de España". Para él, "es un teatro en el que cuesta actuar mal".

Desde que se interpretara 'El Nacional' en el año 1993, Ramón Fontserè afirma que "ahora los nervios los dominas más, el pánico" pero "se ha perdido la inconsciencia que es peor".

El argumento cuenta la historia de Don José, un viejo acomodador del Teatro Nacional de Opera, que decide devolver al teatro su esplendor original representando junto a un grupo de indigentes, el Rigoletto. Con esta premisa, Els Joglars se sumerge en un mar de críticas ácidas dirigidas al mundo del teatro, al actor y todo lo que le rodea. Una obra de personajes entrañables, divertidos y sinceros que están acompañados de la voz excepcional de la soprano Begoña Alberdi.

Las dificultades para controlar y adiestrar a los indigentes cargados de violencia entre ellos, la penetración del argumento de 'Rigoletto' entre su delirio o las intervenciones exteriores para desalojar el local y demolerlo, son algunos de los conflictos que Don José deberá afrontar tenazmente a lo largo de la obra. Pero su resistencia para aceptar la realidad exterior de un mundo que ya funciona sin el teatro lo abocará a un desenlace numantino, acompañado por el canto y la música de Verdi.

El actor, que interpreta a Don José, explica que desde que se estrenó el espectáculo fue como "una premonición de lo que está pasando ahora". Esta representación "resume estos 50 años de historia".

'El Nacional' permite al director, Albert Boadella introducir en el texto todos sus pensamientos entorno a la cultura y en particular al mundo teatral. Dos horas pueden ser cortas si el espectador sigue un hilo argumental, si se adentra en los fueros internos de los personajes, si conecta con sus conflictos, si asiste a la evolución de una trama y de sus personajes.

Consulta aquí más noticias de Murcia.