El Instituto de Estudios Riojanos (IER) ha publicado el libro 'La 'El cine parroquial de Badarán, lugar de imagen y palabra', que rinde homenaje a ese centro que durante más de cuarenta años fue "una ventana abierta al mundo para la gente de allí", según ha explicado la propia autora, Rosa María Herreros, que ha estado acompañada de la directora académica del IER, Aurora Martínez.

La publicación refleja el protagonismo del Cine Parroquial, durante su andadura desde 1951 hasta que en 1983 "dejo de proyectar películas, pero que siguió programando obras de teatro hasta el año 2000", ha destacado Herreros. El cine fue derribado en 2007 para construir el Centro de Día de la Mancomunidad 'Cuatro Ríos'.

La autora ha indicado que el cine parroquial fue un "lugar imprescindible, no sólo por la actividad cinematográfica, sino por constituir también un lugar entrañable e imprescindible donde se desarrollaban reuniones y encuentros de los vecinos del municipio en torno a los más variados temas de interés común". Llegó a forjar una "gran unión" entre los jóvenes de la zona.

El libro esta relatado como una crónica testimonial de la influencia de este Cine en la vida sociocultural de Badarán, en una época de gran precariedad en relación con la formación y el ocio, sobre todo en el mundo rural, así como una invitación a futuras investigaciones sobre este singular aspecto de la vida de muchos de nuestros pueblos.

La publicación se enmarca dentro de la colección 'Nuestros Pueblos', ha contado con una tirada de 500 ejemplares que están a la venta al precio de 10 euros.

El libro se presenta este sábado a las 18,30 horas en el Ayuntamiento de Badarán, y el 19 de junio, a las 20,00 horas, en el Ateneo Riojano en Logroño.

AUTORA

Rosa María Herreros Torrecilla, nacida en Badarán, es licenciada en Historia por la Universidad Complutense y ejerció como docente en Madrid, durante trece años, aunque posteriormente trabajó como funcionaria de Correos hasta su jubilación.

Vinculada al Ateneo Riojano desde 1979, presidió la Junta Directiva de esta Institución de 1986 a 2002, y ha recibido varios reconocimientos por su labor en pro de la Cultura, como un homenaje del Ateneo Riojano, la distinción de Riojana del Año 2002, la Insignia de San Bernabé en 2007).

En la actualidad, colabora como voluntaria en diferentes proyectos sociales y culturales.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.