La Guardia Civil de Cantabria, en el marco de la operación 'Serenos', ha detenido a cuatro personas que formaban una organización delictiva especializada en robos en establecimientos de hostelería y de otro tipo, anexos a viviendas, así como la sustracción de vehículos. Hasta el momento se han esclarecido 39 hechos delictivos contra el patrimonio, pero no se descarta que esta cifra pueda aumentar al haberse recuperado efectos de los que se desconoce por el momento su procedencia.

La operación 'Serenos' comenzó a finales de enero, cuando componentes del Equipo de Policía Judicial y del Área de Investigación de la Guardia Civil de Castro Urdiales, tras el análisis de diferentes denuncias por robos principalmente en establecimientos de hostería y garajes de su localidad, encontraron nexos de unión en las mismas que apuntaban a que los autores de estos hechos eran las mismas personas.

En el caso de los robos en los establecimientos de hostelería, en los que se forzaba las máquinas tragaperras y registradoras para apoderarse de su recaudación, sustracción de botellas, etc, resultó llamativo que en alguno de los casos para fracturar la luna del establecimiento y entrar al mismo, utilizaron el pie de hormigón de sujeción de las sombrillas que estaba en el exterior de establecimiento o bien la portaban en el propio vehículo.

Por lo que respecta a los anexos a viviendas (garajes o trasteros), el método era introducirse en una comunidad de vecinos y en la misma noche forzar las cerraduras de los mismos para sustraer los efectos de su interior, llegando a forzar alguno de los vehículos que se encontraban en el interior de los garajes para robar los equipos de audio, así como sustraer algún vehículo al encontrarse con las llaves puestas o posadas dentro del garaje.

Los agentes encargados de la investigación establecieron un dispositivo de seguimiento de los sospechosos, que en esta ocasión utilizaron un vehículo diferente al habitual, que finalmente resultó ser robado. Sorprendieron a dos de ellos en el interior de un bar de Castro Urdiales, al que previamente habían fracturado la luna con un pie de hormigón para sujeción de sombrillas, y a otro en las inmediaciones, procediendo a la detención de F.C.P, O.R.I. y R.F.V., este último considerado el principal integrante de la organización y que ingresó en prisión.

Los agentes pudieron averiguar que esa misma noche habían entrado también en los garajes de una urbanización de la calle Lorenzo Mazas de Castro Urdiales, lugar de donde fue sustraído el vehículo que tenían estacionado en el exterior del bar. Tras estas detenciones en la mañana del pasado 15 de mayo fue localizado y detenido el cuarto integrante de la organización, J.L.B.B.

REGISTROS

Tras las detenciones se realizaron dos registros domiciliarios, uno en la localidad de Castro Urdiales y otro en Otañes, donde se recuperaron numerosos efectos robados como televisores, ordenadores, bicicletas, reproductores de dvd y consolas, numerosas botellas de bebidas alcohólicas, un arma corta de aire comprimido, productos de cosmética, etc.

Muchas de las botellas de bebidas recuperadas son de gran calidad, como por ejemplo un afamado champán francés, procedentes de garajes o establecimientos de hostelería.

De las investigaciones realizadas, pruebas conseguidas y efectos recuperados la Guardia Civil ha podido esclarecer hasta el momento 39 robos, cometidos 30 de ellos en garajes, seis en establecimientos de hostelería, uno en una peluquería y dos robos de vehículos.

Dado que se han recuperado diferentes efectos de los que se desconoce por el momento su procedencia, no se descarta que se pueda esclarecer algún otro hecho delictivo, al tiempo que se continúa la investigación al tener sospechas de que los ahora detenidos pudieran haber cometidos hechos similares en Laredo, Guriezo, Ajo y Escalante.

Con esta actuación de la Guardia Civil se da por desarticulada una organización especializada en robos contra el patrimonio, que durante la investigación se pudo comprobar que tomaban importantes medidas de seguridad para no ser descubiertos por las fuerzas de seguridad y que habían causado una importante alarma social entre los propietarios de establecimientos y anexos a viviendas de la localidad de Castro Urdiales, según destaca la Guardia Civil en un comunicado de prensa.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.