Madrid construirá 30 aparcamientos en las afueras para reducir el tráfico en 50.000 vehículos diarios

Madrid necesita 30 aparcamientos disuasorios en el entorno de los siete grandes ejes de entrada a la ciudad con el objetivo de que cada día entren 50.000 coches menos en la capital, según datos preliminares de un estudio municipal que determinará en diciembre el emplazamiento de estos estacionamientos.
Aparcamiento en la Plaza Vázquez de Mella, en Madrid.
Aparcamiento en la Plaza Vázquez de Mella, en Madrid.
Archivo

Las conclusiones de la primera fase de este informe, encargado por el Ayuntamiento y el Consorcio Regional de Transportes en junio de 2005, han sido explicadas hoy por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón tras la Junta de Gobierno y serán presentadas en un documento final con carácter vinculante el próximo mes de diciembre para su posterior debate en el seno del Consorcio y ejecución de las obras en el periodo 2007-2011.

Sin embargo, los primeros resultados "establecen 50.000 plazas necesarias que supondrían la creación de 30 aparcamientos disuasorios, de entre mil y dos mil plazas cada uno, y asociados a los siete ejes de entrada, tres en la A-1, nueve en la A-2, tres en la A-3, uno en la A-4, siete en la A-5, tres en la A-6, uno en la A-42, y tres en Colmenar", señaló el alcalde.

"La idea es que estos aparcamientos estén lo suficientemente alejados del núcleo de la ciudad como para que los coches no entren", afirmó, lo cual hace probable que la mayoría de estos estacionamientos "se sitúen fuera del término municipal de Madrid", agregó Ruiz-Gallardón, quien puso como ejemplo, la posibilidad de construir uno junto a la estación del AVE de Toledo.

En principio, el Gobierno municipal concibe este servicio como "una pieza más de la red de transporte metropolitana articulada a través del Consorcio Regional de Transportes" por lo que no descarta cobrarlo añadiendo un suplemento "simbólico" a los abonos transportes o estableciendo una tarifa mensual de unos dos euros, aproximadamente.

Ruiz-Gallardón destacó que con las conclusiones preliminares de este estudio su equipo "pone hoy el primer peldaño de uno de los recorridos más importantes para el futuro de la ciudad, que pasa por potenciar el transporte público y reducir los vehículos privados que entran en la ciudad, como base de las políticas ambientales".

No al peaje de entrada a la ciudad

En esta línea, el alcalde calificó de "una solución poco inteligente" el hecho de cobrar un peaje de entrada a la ciudad, sugerido y posteriormente descartado por el PSOE, y aseguró que todas las medidas previstas por su gobierno para limitar la entrada de vehículos "pasarán por potenciar el transporte público".

Cuando el mes de diciembre se conozcan los resultados definitivos del estudio sobre los aparcamientos disuasorios, con datos concretos sobre su ubicación, política tarifaria e integración en la red de transporte público "las tres administraciones" -local, regional y nacional- "se pondrán a trabajar para desarrollar esta alternativa real, útil y económica al uso del coche en los desplazamientos al centro urbano", añadió.

El alcalde recordó que "la remodelación de la M-30 y la construcción de infraestructuras viarias se suma también a la promoción del transporte público y del desplazamiento blando de los ciudadanos a pie o en bicicleta".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento