La moción que el equipo de gobierno local en el Ayuntamiento de Granada, del PP, ha llevado a pleno para reprobar el comportamiento del portavoz del grupo municipal socialista, Francisco Cuenca, y solicitar su dimisión ha desencadenado que los tres grupos de la oposición, PSOE, IU y UPyD, hayan abandonado la sala en solidaridad con su compañero.

Esta moción surge en relación a las posibles irregularidades en la adjudicación por parte de la Diputación de Granada del proyecto 'Magrec' a la empresa de la que es titular la pareja sentimental de Cuenca, 'Artefacto Gestión Cultural' y tras las investigaciones realizadas al respecto por la Fiscalía.

Así lo ha explicado el portavoz del equipo de gobierno, Juan García Montero, quien ha decidido "dejar este expediente encima de la mesa" para, según ha dicho, dar "la última oportunidad" a Cuenca de presentar toda la documentación que se le ha solicitado relativa a la actividad empresarial de su mujer: como una relación de facturas, declaraciones de la renta y un documento que acredite que las cuentas de uno y de otro no están vinculadas.

También ha censurado "el papelón" que a su entender han hecho estos tres grupos municipales y ha justificado la iniciativa en que Cuenca "no ha dado ningún tipo de explicación sobre las presuntas irregularidades y tampoco de su presunta implicación" en este asunto.

En declaraciones a los periodistas tras levantarse del pleno, Francisco Cuenca, ha tachado de vergonzosa esta situación y ha acusado al alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, de poner "el pleno al servicio de su partido" con este tipo de acciones.

"Sólo les interesa atacar y amordazar a la oposición; en esta ciudad hay mucha gente en paro y que está pasando dificultades y lo único que el PP trae a pleno es una moción para que me calle", pues "voy a decir alto y claro que voy a seguir defendiendo los intereses de los granadinos y a poner voz a las injusticias que están pasando en la ciudad", ha clamado el edil.

Varios miembros de la ejecutiva provincial y regional de su partido se han acercado al pleno para apoyarle, como el secretario de Organización, José Entrena, y el senador y secretario de Política Municipal del PSOE-A, Juan Manuel Fernández, además del viceportavoz del PSOE en la Diputación de Granada, Gerardo Sánchez, el exalcalde socialista de Granada, José Moratalla, la secretaria provincial del Política Municipal, Elvira Ramón, y la exalcaldesa de Alfacar María Fátima Gómez Abad, entre otros.

En declaraciones a los medios, Entrena y Fernández han explicado que su intención al desplazarse al salón de plenos es mostrar su solidaridad con Cuenca ante el "circo" que a su entender ha querido "montar" el PP con esta moción de reprobación y para transmitirle que "no se amilane" a la hora de hacer su trabajo, el cual han dicho respetar.

"Queremos trasladar a esta derecha soberbia que quiere imponer el silencio a la oposoción que no va a conseguir que el PSOE ni ninguno de sus miembros se calle y deje de denunciar cosas que hace mal", ha clamado Fernández.

La moción

El texto de la moción en cuestión explica que en los últimos meses se ha conocido a través de las investigaciones de la Fiscalía y la Audiencia Provincial determinados aspectos "supuestamente constitutivos de delito de la labor empresarial de la consorte" de Cuenca.

"Las citadas investigaciones han supuesto una denuncia formal por parte de la Fiscalía, quien además ha desestimado las alegaciones presentadas por los implicados", añade la moción, en la que se pone de manifiesto que Cuenca "no ha dado ningún tipo de explicación sobre las presuntas irregularidades y tampoco de su presunta implicación" en la trama de facturas falsas, dejando de asumir su responsabilidad personal y mucho menos la política".

Por todo ello, el grupo municipal popular solicita a través de la moción que el pleno del Ayuntamiento repruebe la conducta de Cuenca y pide su dimisión de la corporación municipal, un asunto que será abordado en la próxima sesión plenaria.

Consulta aquí más noticias de Granada.