Un atracador de bancos preso propone cambiar "El Grito" de Munch por una reducción de condena

Las claves:
  • Y "La Madonna".
  • El martes hace dos años del robo de las obras maestras del artista, cuyo valor es incalculable.
"El Grito", del pintor Edvard Munch.
"El Grito", del pintor Edvard Munch.
Archivo
Un atracador de bancos noruego que fue detenido en Málaga en abril de 2005 ha propuesto la devolución de los cuadros "El Grito" y "La Madonna" del pintor Edvard Munch a cambio de una reducción de condena, según informa hoy la edición digital del periódico

El atracador, David Toska, fue condenado el pasado mes de marzo por un tribunal de Stavanger, en el oeste de Noruega, a 19 años de prisión por el robo de 57 millones de coronas (unos 7 millones euros) de una central de reparto de la compañía Norsk Kontantservice AS (NOKAS) en el que murió un agente de la policía.

La policía cree que Toska estaría envuelto en el robo de los famosos cuadros del pintor noruego Edvard Munch, de un museo de Oslo, aunque no ha sido procesado por falta de pruebas.

Toska querría devolver los cuadros a cambio de una reducción de la pena a la que fue condenado por el caso NOKAS cuando inicie el juicio de apelación en septiembre.

Otro tribunal en Oslo condenó el pasado mes de mayo a tres individuos a penas de hasta 8 años de prisión por su participación en el robo de las pinturas de Munch, y liberó a otros tres.

La sentencia fue recurrida por la fiscalía y los condenados.

Negociar la devolución

Toska se habría puesto en contacto con el fiscal general noruego, Tor-Aksel Busch, a través de su abogado, Oeystein Storrvik, para negociar la devolución de los cuadros, según informaron fuentes no identificadas al diario Dagbladet.

El abogado de Toska y el fiscal general noruego rechazaron comentar la información a ese medio.

El martes se cumplen exactamente dos años desde el robo de las obras maestras de Munch, cuyo valor es incalculable.

El 22 de agosto de 2004 dos hombres enmascarados penetraron en el Museo Munch, en Toyen, en el centro de Oslo.

Amenazaron con una pistola a dos guardas de seguridad y a los visitantes, forzándoles a tumbarse en el suelo, y se hicieron con los cuadros "El grito" y "La Madonna" tras cortar las sujeciones.

Las obras pintadas a finales del siglo XIX, siguen desaparecidas, pese a dos años de investigación policial y una recompensa de dos millones de coronas (251.921 euros) ofrecida por el Ayuntamiento de Oslo.

El Museo Munch se ha transformado, entre tanto, en un auténtico fortín.

La pinacoteca gastó unos 106 millones de euros en nuevos detectores de metales, alarmas contra incendios, el blindaje de las obras y la ordenación de la vasta colección de 1.150 cuadros, 18.000 grabados y 8.000 dibujos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento