Los cohetes de Hizbulá matan a siete civiles mientras Israel estudia ampliar la franja ocupada en el Líbano

Las claves:
  • Israel intensifica sus ataques sobre la ciudad libanesa de Tiro.
  • Hizbulá amenaza con bombardear Tel Aviv.
  • La ONU podría tener una resolución mañana.
Unos soldados lloran durante el funeral de un compañero fallecido en Líbano (Foto: Efe)
Unos soldados lloran durante el funeral de un compañero fallecido en Líbano (Foto: Efe)
Yossi Zamir/Efe

Al menos siete civiles israelíes murieron el jueves al ser alcanzados por varios cohetes katiusha lanzados por el grupo chií libanés Hizbulá contra la región de Galilea, en el norte de Israel, mientras que tres soldados perdieron la vida en combates en el sur de Líbano.

Cuatro personas fallecieron en la localidad de San Juan de Acre cuando salían del refugio después de una andanada de cohetes anterior, mientras tres agricultores israelíes han muerto cerca de la localidad de Maalot cuando un cohete hizo blanco al lado de su coche.

Otras 27 personas resultaron heridas, diez de ellas de gravedad, por el impacto de los cohetes que cayeron en San Juan de Acre, Tiberiades, Kiriat Shmona y cerca de Maalot, informó la radio pública de Israel. Tras los ataques de este jueves, el número de civiles israelíes muertos asciende a 26 y el de soldados a 40.

Desde por la mañana Hizbulá lanzó al menos 160 cohetes contra el norte de Israel, lo que eleva a 2.300 el número total de proyectiles disparados por la milicia chií desde el comienzo de las hostilidades, el pasado 12 de julio.

Mientras, aviones de combate israelíes bombardeaban con itensidad la ciudad sureña de Tiro, una de las más castigadas del país desde el pasado 12 de julio.

El objetivo de los cazabombardeos judíos se ha centrado en los barrios más meridionales del extrarradio de esta antigua capital fenicia.

Ampliación de la 'zona de seguridad'

Por otra parte, el Ejército israelí se propone completar en las próximas horas el despliegue de sus fuerzas en la denominada zona militar especial, en el sur del Líbano, para impedir que la milicia chií Hizbulá ataque el norte de Israel hasta la llegada de una fuerza internacional.

La franja de seguridad, que estaba previsto que tuviera un radio de seis a ocho kilómetros desde la frontera israelo-libanesa -un tamaño casi equivalente a la zona que ocupaban las fuerzas israelíes hasta su retirada del Líbano en mayo del 2000- podría extenderse hasta el río Litani, unos 20 kilómetros más, según los medios locales.

Además, se espera que en los próximos días la presencia militar en esta zona aumente con el acantonamiento de más reservistas, que fueron movilizados la semana pasada.

Hizbulá amenaza con bombardear Tel Aviv

Por su parte, el secretario general del grupo chií Hizbulá, Hasan Nasralá, advertía por la tarde de que la Resistencia Islámica bombardeará la ciudad de Tel Aviv si el ejército israelí vuelve a atacar Beirut.

Si atacáis nuestra capital, nosotros bombardearemos la vuestra, Tel Aviv
"Si atacáis nuestra capital, nosotros bombardearemos la vuestra, Tel Aviv", amenazó en una entrevista difundida por la televisión Al Manar, órgano de comunicación de Hizbulá.

Otro portavoz del grupo aseguró que su organización no aceptará ni respetará un alto el fuego hasta que todas las tropas israelíes se retiren de Líbano.

Resolución de la ONU, para este viernes

EEUU confía en que este viernes pueda cerrarse ya una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la actual crisis en Oriente Medio, declaró el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack.

"Nos gustaría poder lograr algo el viernes", según el portavoz, quien precisó que, de no ser posible, EEUU trabajará todo el fin de semana para poder cerrar el texto de Naciones Unidas cuanto antes.

McCormack subrayó que es urgente poner fin a los enfrentamientos que se están produciendo en Líbano y hacerlo de una manera sostenible y duradera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento