Educación ahorrará 7,5 millones este año en enseñanza no universitaria que equivale a entre 400 y 600 profesores

CyL mantendrá el ratio de alumnos por aula con ajustes para optimizar los recursos humanos para "seguir siendo los primeros"
Juan José Mateos Otero
Juan José Mateos Otero
EUROPA PRESS

El consejero de Educación, Juan José Mateos, ha cifrado en algo más de 7,5 millones de euros la previsión de ahorro para este año por las medidas de ajuste para la educación no universitaria que equivaldrán a entre 400 y 600 profesores interinos y cuyos efectos "se minimizarán con el establecimiento de modelos organizativos adecuados". "Me parecen muchísimo y me producen dolor", ha reconocido el consejero que, no obstante, ha rechazado las cifras de la oposición sobre miles de puestos de trabajo perdidos en Educación.

Esta es la principal conclusión de la comparecencia a petición propia del consejero de Educación en las Cortes donde ha detallado una serie de medidas "difíciles y dolorosas" para la racionalización del gasto en el ámbito público, unas actuaciones "necesarias y obligadas por la coyuntura" cuyo norte es la mejor formación para los niños y los jóvenes.

En concreto, Juan José Mateos se ha comprometido a mantener el ratio de alumnos por aula (25 para Primaria y 30 para Secundaria) desde la premisa de que se podrá autorizar un incremento de hasta un 10 por ciento del número máximo de alumnos por aula en los centros públicos y privados concertados de una misma área de escolarización para atender necesidades inmediatas de escolarización del alumnado de incorporación tardía.

El consejero se ha comprometido también a ser estricto en la aplicación de la ratio por grupos en todas las etapas, para lo que la Consejería será más rigurosa en la conformación de los grupos y realizará los desdobles de los grupos en función de criterios "muy específicos y debidamente justificados".

Para Educación Infantil y Primaria, la Consejería ajustará las ratios de los centros incompletos y localidades de CRA, "sin que desaparezca ningún centro rural", y acometerá la reducción progresiva de los grupos de ESO que permanezcan en los Centros de Educación Infantil y Primaria del ámbito rural, "comenzando por aquellos que tengan una ratio inferior a 10 alumnos por grupo".

Para la enseñanza Secundaria, en los programas de diversificación se aplicará de manera estricta la ratio mínima de 6 alumnos en la zona rural y 8 en la urbana establecida ya en el presente curso mientras que para las optativas en ESO y Bachillerato no de modalidad se establecerá un límite mínimo de alumnos para impartirlas, que se sitúa en 10 alumnos en el ámbito urbano y 8 en el rural.

En el caso de la Formación Profesional, Mateos ha anunciado la suspensión de la puesta en marcha de ciclos formativos que tengan una ratio de alumnos por grupo inferior a 10 alumnos en el primer curso de modo que el cupo de estos ciclos quedará condicionado a su eventual puesta en marcha si se sobrepasa esa ratio, "a no ser que existan características singulares".

La Consejería de Educación estudiará asimismo la puesta en marcha de aquellos PCPI (programas de cualificación profesional inicial) que tengan una matrícula inferior a 10 alumnos por grupo y mantendrá sólo aquellos en los que concurran características singulares, a lo que ha sumado la reducción de subvenciones a las entidades sin ánimo de lucro y a las entidades locales respecto a esos PCPI.

En el caso de las enseñanzas de régimen especial, Mateos se ha comprometido a mantener los primeros cursos en idiomas que tengan al menos 10 alumnos matriculados en septiembre y a continuar con las dos especialidades de Enseñanzas Artísticas de Arte Dramático con un grupo por especialidad.

Ampliación de jornada

Mateos ha pormenorizado también la aplicación de la jornada lectiva del personal docente con 25 horas lectivas semanales para maestros y 20 horas en el resto de enseñanzas lo que establece un incremento de la carga horaria que se tendrá que destinar a la mejora de la calidad y de los resultados académicos, "lo que redundará en una mejor atención al alumnado de la ESO".

Para ello, se ampliará en una hora de tutoría al profesor tutor mientras que el no tutor se le implantará como hora lectiva la primera hora de guardia. Según el consejero, el resto del horario lectivo se podrá utilizar según la planificación del propio centro docente en el programa de éxito educativo, en desdobles y refuerzos planificados o en el refuerzo para disminuir el fracaso en el Bachillerato o la coordinación de proyectos de formación en el centro, entre otras.

Juan José Mateos no ha negado que la ampliación de jornada vaya a repercutir en el profesorado interino por lo que ha apostado por alcanzar acuerdos con los agentes sociales para aminorar su incidencia.

Mateos ha evidenciado también el "escaso número" de alumnos en algunas modalidades de bachillerato con un "coste inasumible" en las actuales circunstancias, sobre todo en el ámbito rural, por lo que ha propuesto dos medidas, o impartir conjuntamente materias comunes de los bachilleratos y no en grupos diferenciados u organización de los centros próximos para ofertar solo una modalidad de Bachillerato con desplazamiento de los alumnos.

En cuanto a las enseñanzas universitarias, el consejero ha propuesto un aumento de matrículas que se sitúe en la mitad del intervalo fijado por el Ministerio (entre un 15 y un 25 por ciento) por lo que ha cifrado la subida para un curso de 60 créditos entre los 200 y los 400 euros.

Ayuda para el aumento de matrícula

No obstante, ha asegurado que el aumento de tasas irá acompañado de ayudas o "fondo de solidaridad" para las familias que lo necesiten desde el convencimiento de que "la posibilidad de realizar estudios universitarios es un derecho que no va a limitarse" ya que se trata del "principio de igualdad de oportunidades".

Según ha avanzado, en junio sacará un decreto que determinará los precios de las segundas y terceras matrículas que se ajustará a los mínimos recogidos en el Real Decreto-Ley en relación al curso 2013-2014. El consejero ha aclarado asimismo que el incremento en las matrículas irá destinado a sufragar el capitulo de personal y para reducir la presión de este apartado en la Hacienda pública.

Mateos ha abogado por la racionalización del mapa de titulaciones para lo que propondrá a los rectores la creación de una comisión 'Universidades públicas-consejería' para proponer un plan que, sin afectar a la gama de titulaciones, elimine las duplicidades con baja demanda y refuerce la especialización de las universidades, "de manera que estas logren una mayor eficiencia en el uso de sus recursos".

La Comisión tendrá hasta el mes de octubre para trabajar y elevar sus propuestas lo que derivará en un decreto de ordenación académica a aplicar en el curso 2013-2014.

Finalmente, el consejero ha recordado que el presupuesto de 2012 recogerá otras medidas de ahorro y contención del gasto público que ha calificado de "internas, de reordenación y de funcionamiento". Por todo ello, ha apelado a la responsabilidad, a la generosidad, a la altura de miras y al esfuerzo común de toda la Comunidad educativa "en beneficio de nuestros alumnos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento