Barcelona prueba en Sants un sistema ‘antibotellón’

Las claves:
  • El Ajuntament cierra con vallas el Parc de les Tres Xemeneies.
  • Durante las noches de julio y agosto.
  • Aumenta el patrullaje policial.
Un joven pasa delante de las vallas colocadas de noche en el Parc de les Tres Xemeneies. (Hugo Fernández)
Un joven pasa delante de las vallas colocadas de noche en el Parc de les Tres Xemeneies. (Hugo Fernández)
El Ajuntament de Barcelona , a través del distrito de Sants-Montjuïc, está probando
un nuevo sistema antibotellón y contra la

Se ha puesto en práctica en el Parc de les Tres Xemeneies , en Poble Sec.

Los fines de semana de julio y agosto, unas vallas –como las utilizadas para cerrar las obras– blindan los accesos.

Lo que empezó siendo una molestia con la concentración de grupos de jóvenes («una veintena», según Miquel Carrillo, responsable de la Comissió de Seguretat de la Unió de Veïns i Comerciants de Poble Sec) llevaba visos de convertirse en un problema grave.

Junto a tres discotecas

La proximidad de tres salas de fiestas garantizaba la continuidad de la juerga en el Parc de les Tres Xemeneies y llegaron las aglomeraciones. «Hasta 80 personas haciendo el botellón» hasta altas horas de la madrugada

alarmó al vecindario.

«El distrito se puso manos a la obra de inmediato».

Tras una reunión, la propuesta aprobada fue impedir los accesos al parque «desde las 22 horas a las 8 de la mañana» según fuentes del distrito. «Lo consideramos una prueba piloto», afirman desde el Ajuntament, que bien «podría trasladarse a otras plazas de Barcelona» con estos problemas.

El conflicto en el Poble Sec no es sólo por el botellón. La prueba pasa por incrementar la vigilancia policial, ya que la zona «es un punto habitual de yonquis» y traficantes de droga, afirma Carrillo.

La juerga pasa del bar a la calle

En las culturas latinoamericanas, durante los meses de verano, es habitual hacer vida en la calle hasta altas horas de la madrugada.

Una tradición que también se ha trasladado a Barcelona, con sus ventajas e inconvenientes.

En el caso del Poble Sec, la proximidad del Parc de les Tres Xemeneies con una discoteca frecuentada por latinos, provocaba que la fiesta se trasladase al aire libre, con el consiguiente agravio para los residentes.

Centenares de personas se reunían en los jardines a las tres o a las cuatro de la madrugada, al cierre de los locales, para mantener la juega. Una mezcla explosiva en un espacio abierto y accesible como los jardines de les Tres Xemeneies.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento