El Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha subrayado la tarde de este jueves en relación con las medidas previstas para la reinserción de presos de ETA por parte del Gobierno central, que "el papel de la Fiscalía es dedicarse a aplicar escrupulosamente y estrictamente la ley, no nos vamos a mover ni un ápice".

En declaraciones a los periodistas antes de ofrecer una conferencia en el Colegio de Abogados de Córdoba, Torres-Dulce ha manifestado que "el Gobierno tiene una política criminal y penitenciaria que no afecta a la actividad de la propia Fiscalía", que, tal y como destaca, "se guía por la legalidad".

Y en cuanto a la política penitenciaria, "en la Audiencia Nacional estaremos siempre vigilantes para que la legislación y el reglamento penitenciario se cumplan escrupulosamente", al tiempo que destaca que "hay que tener en cuenta los derechos a la reinserción y la rehabilitación social que corresponden a todos los ciudadanos, con el derecho de las víctimas".

En este sentido, insiste en que "los fiscales estamos sujetos al principio de legalidad", por lo que "vamos a cumplir escrupulosamente" dicho principio, según ha apostillado. (EP)

Consulta aquí más noticias de Córdoba.