Los presidente de la Comunidad Valenciana y de Murcia, Alberto Fabra y Ramón Luis Valcárcel, han defendido este jueves en Bruselas la inclusión el Corredor Mediterráneo dentro de las redes transeuropeas prioritarias que se beneficiarán de fondos europeos entre 2014 y 2020 pero no han querido aventurar la cuantía de fondos europeos que esperan recabar para el proyecto.

La Comisión Europea incluyó al Corredor Mediterráneo en el eje de infraestructuras básicas el pasado mes de octubre y los Estados miembros dieron su visto bueno el pasado mes de marzo.

Fabra ha recordado no obstante que su aprobación definitiva "todavía no ha pasado por plenario" en el Parlamento Europeo, colegislador en materia presupuestaria. Se espera que la Eurocámara se pronuncie en otoño al respecto.

"Va teniendo sus aprobaciones y sus bendiciones por parte de todos", ha explicado Fabra en declaraciones a la prensa junto a su homólogo murciano tras el encuentro que han mantenido para preparar el pleno del Comité de las Regiones de la UE, órgano consultivo que representa los intereses de las regiones y que esta tarde prevé adoptar un dictamen sobre las redes transeuropeas prioritarias, incluido el Corredor Mediterráneo.

Aunque ni Fabra ni Valcárcel han querido aventurar cuánto dinero de los 31.700 millones de euros que la Comisión Europea prevé destinar para contribuir a financiar el conjunto de las redes prioritarias europeas entre 2014-2020 podría ir para el Corredor Mediterráneo, el presidente valenciano ha insistido en "la idoneidad" del proyecto "por esa funcionalidad y su puesta al servicio de otras infraestructuras complementarias como son los puertos", un activo para todos.

El presidente murciano ha recordado que el visto bueno de la Comisión Europea y de los Veintisiete el pasado mes de marzo a la inclusión del Corredor Mediterráneo en las redes transeuropeas prioritarias demuestra una "apuesta clara y decididamente" por el proyecto aunque reconoce que "son tiempos difíciles" y que "las inversiones puedan ser objeto de revisión con los presupuestos".

Valcárcel ha subrayado también "el reconocimiento por parte de la Unión Europea" para impulsar este proyecto es ya en sí "un factor muy positivo" y ha agradecido el liderazgo y protagonismo "excepcional" del presidente de la Comunidad Valenciana para encabezar "un frente" en defensa de este proyecto con las comunidades interesadas en su desarrollo.

El presidente valenciano ha asegurado que el Corredor Mediterráneo constituye "un proyecto europeo" que responde a "un objetivo claro" como es superar "los nuevos retos que tiene la Unión Europea" para garantizar la comunicación, cohesión social y vertebración entre los distintos territorios y permitirá a su juicio convertir al Mediterráneo en "punto de entrada y de salida de muchos productos".

El Corredor Mediterráneo, ha insistido Fabra, "es una apuesta por el futuro, a través de las infraestructuras ya existentes" a la vez que se garantiza "abrir los puertos del Mediterráneo" para garantizar que la región "sea un punto de entrada y de salida de muchos productos, abaratando los costes y sobre todo siendo mucho más competitivos". "Es lo que en estos momentos buscamos todos", ha concluido.

La Comisión Europea quiere que todas las infraestructuras incluidas en la red básica, incluidos el Corredor Mediterráneo y el Atlántico, también de interés para España, estén completadas en 2030 y propone costear entre el 20 y el 40% de los proyectos, especialmente los tramos transfronterizos, con un presupuesto previsto de 31.700 millones entre 2014 y 2020.

Consulta aquí más noticias de Murcia.