Los comicios griegos otorgan el triunfo a la derecha y llevan al partido neonazi al Parlamento

Simpatizantes del partido de extrema derecha griego Amanecer Dorado celebran en Tesalónika (Grecia), los resultados electorales que conceden a su agrupación la posibilidad de tener representación en el parlamento.
Simpatizantes del partido de extrema derecha griego Amanecer Dorado celebran en Tesalónika (Grecia), los resultados electorales que conceden a su agrupación la posibilidad de tener representación en el parlamento.
EFE

Grecia, uno de los países más endeudados del mundo, está destinada a ser gobernada por una nueva coalición de al menos dos partidos que promete mayor inestabilidad política tras las elecciones celebradas este domingo.

Con el 92 por ciento de los votos escrutados, los conservadores de Nueva Democracia (ND) eran el partido más votado pero no tienen mucho que celebrar ya que el 19,6 % de los sufragios conseguidos no les permitirá gobernar en solitario.

En segundo lugar quedó la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza), una formación asociada al Partido de la Izquierda Europea con el 16,4 %, mientras que el tradicional partido socialdemócrata, Pasok, se quedó en el 13,5 %, un fuerte descalabro respecto a la mayoría absoluta de 2009.

Con estos porcentajes, Nueva Democracia (ND) y el Partido Socialista Panhelénico (PASOK) han conseguido 109 y 41 diputados, respectivamente,  por lo que no alcanzarían los 151 diputados necesarios para formar un gobierno de coalición.

Por su parte, la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA) ha conseguido un histórico segundo lugar, ya que cuadriplica el resultado obtenido en los comicios legislativos de 2009, con el 16,60 por ciento de los votos y 51 diputados.

SYRIZA podría tomar la iniciativa y proponer a los partidos de izquierda la formación de un gobierno de coalición que sirva para superar el marco político impuesto por la 'troika', formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

"Estamos listos para formar un gobierno de salvación nacional", dijo el líder de ND, Antonis Samarás en rueda de prensa en la sede de su partido tras conocer los resultados de los comicios. Durante la comparecencia, Samarás hizo un llamamiento a todos los partidos de orientación europeísta para pactar un gobierno de coalición.

Para incluir también a los más críticos con las medidas de austeridad, avanzó que las líneas del pacto podrían pasar por modificar los términos del memorándum firmado con la Unión Europea el pasado febrero a cambio del segundo rescate -que incluyen duras medidas de austeridad- y por favorecer el desarrollo económico a la vez que se permanece en la eurozona. "Somos la única garantía de estabilidad política. Entiendo la ira de la gente, pero Nueva Democracia no dejará el país sin gobierno", manifestó.

También el líder del Pasok, Evángelos Venizelos, sugirió establecer un ejecutivo de unidad nacional. "De las elecciones no ha salido un claro vencedor y es necesario un gobierno de unidad nacional con partidos de orientación proeuropea. Estoy seguro que el pueblo protegerá el futuro del país", afirmó Venizelos.

El partido neonazi, al Parlamento

De acuerdo con la agencia estatal AMNA, que citó fuentes del partido conservador, dirigentes de ND estarían trabajando en una propuesta de formación de gobierno para presentar al resto de partidos con representación parlamentaria. En declaraciones al canal Mega, Panos Panayiotopulos, uno de los portavoces de ND, subrayó la importancia de que Grecia mantenga "la estabilidad" y "permanezca en la Eurozona".

El desconcierto y la desazón por el empobrecimiento de la población, cuando Grecia se halla en el quinto año de recesión, han sido palpables en esas elecciones. El temor generalizado es que el nuevo gobierno, sea del color que sea, recorte salarios y pensiones, y reduzca aún más las prestaciones de sanidad, que ya son precarias por las duras medidas de austeridad introducidas en los últimos dos años.

De ahí que los partidos contrarios a las medidas de austeridad -Syriza (izquierda), Partido Comunista, Griegos Independientes (derecha nacionalista)- hayan visto crecer su apoyo. Pero especialmente claro es el ejemplo del partido neonazi Amanecer Dorado que, de ser un fenómeno marginal, ha recibido el apoyo del 6,85 % de los electores y tendrá un grupo parlamentario de 21 diputados. Esta formación ha hecho campaña criticando duramente las medidas de austeridad y ayudando a vecinos de barrios obreros empobrecidos pero, especialmente, acusando a los inmigrantes que viven en Grecia de ser los culpables de la crisis, un mensaje que ha calado hondo en la sociedad helena.

Agresión de neonazis

El incidente más destacable durante la jornada electoral de este domingo, denunciado por el partido de la izquierda extraparlamentaria Antarsia, ocurrió en un colegio electoral de Peristeri, un barrio periférico de Atenas. Un grupo de 30 simpatizantes de Amanecer Dorado agredióa varios interventores de los partidos de izquierda y amenazó a los votantes que esperaban para votar.

Según el comunicado, agentes de policía presentes adoptaron una postura pasiva. Un portavoz policial, que no pudo confirmar la agresión, se limitó a decir que los agentes del orden estaban "a la espera de información" sobre lo sucedido. En la aldea de Liapades, en la isla de Corfú, los habitantes bloquearon el colegio durante tres horas para protestar contra la decisión del Ministerio de Educación de cerrar la escuela el próximo curso por falta de alumnos.

Además, en la ciudad de Pirgos la votación comenzó con retraso porque faltaba la urna, según la agencia Amna. En Agrinio, un hombre de 30 años entró en un colegio en estado de ebriedad y amenazó al asesor jurídico con una pistola falsa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento