Izquierda Unida de Valladolid ha manifestado este jueves su rechazo a la reforma del Reglamento del Consejo Municipal de Educación planteado por el equipo de Gobierno del Ayuntamiento al considerarla "un atentado contra la participación de la comunidad educativa".

Según han informado fuentes municipales en un comunicado recogido por Europa Press, la propuesta se ha presentado esta tarde en el Consejo Municipal de Educación pero con "un déficit inicial" pues han criticado que "no se basa en un trabajo previo, realizado por el propio Consejo, en el que se analice y debata su funcionamiento, la nueva realidad de las competencias municipales y la situación actual de la educación en Valladolid".

El Grupo ha lamentado especialmente la propuesta de composición del Consejo ya que la considera "un verdadero atentado contra la participación de la comunidad educativa", pues entre otras cosas se reduce de seis a dos el número de representantes de las asociaciones de madres y padres del alumnado y de seis a uno los del profesorado.

También han apuntado que se eliminan los representantes del alumnado y del personal no docente. "La propuesta realizada viene a eliminar el espíritu de este Consejo, al igual que sucede en los demás consejos municipales, como órgano que canalizan la participación ciudadana en asuntos públicos", han recalcado.

Así, han destacado que se proponga un "importante incremento" de la presencia de representantes del gobierno municipal "mientras se reduce de forma drástica la presencia representantes de la comunidad educativa".

IU entiende, además, que el documento "peca de escueto en su articulado. Un reglamento que nace con la vocación de no ser provisional debe recoger de forma más concreta las funciones y funcionamiento del órgano que regula".

De lo contrario, han advertido de que "todo podría llegar a depender de la decisión arbitraria del responsable político de cada momento". La propuesta de reforma de reglamento pone "de relieve" dos planteamientos que IU defiende en los últimos tiempos.

Así, han señalado que el equipo de Gobierno "está tratando de reducir a la mínima expresión los derechos de la sociedad civil a participar en los asuntos de la vida pública y los debates municipales que afectan a toda la ciudadanía" y que está "asumiendo un papel meramente subsidiario y está mostrando falta de planificación, una alarmante descoordinación y una cierta desidia a la hora de desarrollar sus competencias en materia educativa".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.