La "estrella" de Feve, el Transcantábrico Gran Lujo, comenzará su segunda temporada este sábado, 5 de mayo, desde San Sebastián, donde un máximo de 28 pasajeros podrán disfrutar de este tren que es considerado "el más lujoso del mundo".

La nueva temporada del Transcantábrico Gran Lujo, inaugurado en 2011, se ha presentado este jueves en Santander por el presidente de Feve, Marcelino Oreja, que ha realizado una visita al tren acompañado del delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, y de la concejala de Dinamización Social del Ayuntamiento de Santander, Carmen Ruiz.

Oreja ha destacado que el Transcantábrico es "el orgullo" de todos los trabajadores de Feve y es considerado "la estrella" de esta empresa pública, ya que gracias a este tren Feve es conocida en "el mundo entero".

Este ferrocarril es una "fantástica" manera de "promocionar" España, y especialmente, la "España Verde", que es por la que discurre el trayecto de tren, que recorre cada semana el trayecto entre San Sebastián y Santiago de Compostela.

"Creo que esta temporada será un éxito y se seguirá el mismo itinerario, aunque hemos cambiado algún restaurante o alguna visita en función de las opiniones de los usuarios de anteriores ediciones", ha indicado Oreja.

Con una capacidad máxima de 28 personas, alojadas en 14 suites, el Transcantábrico tiene "un índice de ocupación del 88 por ciento", y el 70 por ciento de sus pasajeros son extranjeros, según ha detallado el presidente de Feve. "Este año tenemos ya un número de reservas que nos hacen prever que tendremos un índice superior al del año pasado", ha añadido.

Este tren de lujo cuenta con una docena de coches, de los que cuatro son salones comunes: coche panorámico, salón comedor, salón de té y pub. Estas estancias están diseñadas para contemplar el paisaje, charlas, leer, ver la televisión, comer, e incluso bailar.

Las suites ocupan siete coches y en ellas hay una amplia cama matrimonial, armario ropero y maletero, salón, dos televisores, video, consola de juegos, equipo de música, ordenador con conexión gratuita a Internet, teléfono inalámbrico, doble climatización, minibar y un completo cuarto de baño con ducha de hidromasaje y sauna de vapor.

El viaje, que cuesta 7.800 euros por suite —la ocupen dos pasajeros o uno—, tiene una duración de ocho días y siete noches, unas jornadas en las que los pasajeros recorrerán el País vasco, Cantabria, Asturias y Galicia discurriendo entre el mar y la montaña, la ciudad y el medio rural, donde disfrutarán del paisaje, la gastronomía, el patrimonio y la cultura.

Consulta aquí más noticias de Asturias.