Dinero
Varios billetes de euros. ARCHIVO

El Tesoro Público ha colocado en la subasta de este jueves 2.516 millones de euros en tres emisiones de bonos a tres y cinco años por las que ha tenido que ofrecer el interés más alto desde el pasado mes de diciembre, que ha oscilado entre el 4 % y el 4,9 %.

Se trata de la primera emisión de deuda que celebra España después de que la agencia de medición de riesgos Standard & Poor's rebajara la deuda soberana Española la pasada semana.

La emisión de bonos a tres años ha colocado 978,91 millones con una rentabilidad del 4,069 %, por primera vez este año por encima del 4 %, en tanto que en las dos emisiones a cinco años se han adjudicado 764,47 millones al 4,796 % y 773 millones al 4,982 %.

El Tesoro ha superado en esta ocasión el importe máximo previsto para la emisión, que oscilaba entre 1.500 y 2.500 millones de euros, en tanto que la demanda de las entidades, que ha superado los 8.000 millones de euros, ha sido de nuevo muy elevada, 3,2 veces.

El repunte en la rentabilidad que el Tesoro se ha visto obligado a ofrecer por la emisión entra dentro de lo previsible, ya que, tal y como señala el jefe de la mesa de deuda de Ahorro Corporación, Javier Ferrer, los intereses están en línea con el rendimiento de los bonos a estos plazos en el mercado secundario.

La rentabilidad del bono español a diez años en este mercado, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo mide la prima de riesgo país, permanecía sin apenas cambios en el 5,8 % tras conocerse los resultados de la subasta.