El Ayuntamiento de Santander continúa potenciando sus políticas sociales mediante el incremento del número de terminales del Servicio de Teleasistencia Domiciliaria, según ha anunciado el concejal de Familia y Servicios Sociales, Antonio Gómez.

En una nota, el edil ha explicado que cerca de 4.000 vecinos de la ciudad se beneficiarán este año de este sistema de ayuda para personas con algún nivel de dependencia o enfermedad, que viven o pasan gran parte del día solas.

"Queremos mantener y reforzar, en la medida de lo posible, nuestro apoyo a los grupos más vulnerables, a través de programas, recursos y servicios, que estimulen la normalización de la vida de nuestros vecinos, haciendo posible el pleno desarrollo de las personas", aseguró el edil.

En este sentido, hizo hincapié en que, en estos momentos de crisis y dificultad económica, el Ayuntamiento de Santander "refuerza" sus servicios de atención directa a las personas en riesgo de soledad o vulnerabilidad y recalcó que "no sólo no disminuyen las políticas sociales, sino que aumentan".

Gómez recordó que el Servicio de Teleasistencia Domiciliaria ofrece una atención "inmediata y permanente" a sus usuarios, de los que cerca del 65 por ciento son personas mayores de 80 años.

Este sistema, que está dirigido a las personas que viven o pasan una gran parte del día solas o que padecen alguna enfermedad o limitación en su movilidad, garantiza a los usuarios una respuesta "eficaz" ante cualquier incidencia o situación de emergencia.

Para ello, según dijo, se instala en el domicilio del usuario un terminal que se encuentra conectado permanentemente a un centro de atención con el que puede comunicarse las 24 horas del día durante todos los días del año.

Además, se le facilita un pulsador en forma de medallón o pulsera que acciona el terminal a distancia, de manera que puede comunicarse con el centro de atención desde cualquier lugar de la vivienda.

"La teleasistencia no se limita a los casos de emergencia sino que las personas que se benefician de este servicio pueden llamar también al centro de atención en momentos de soledad, de angustia o cuando tienen necesidad de hablar con alguien", relató el edil, quien añadió que, además, se hacen servicios preventivos y se recuerda al usuario distintas actividades que tiene que realizar, como tomar la medicación, lo que supone que existe una relación constante de comunicación entre el centro de atención y los usuarios.

En la misma línea, el concejal explicó que más del 70 por ciento de las llamadas que se efectúan desde el servicio de teleasistencia son de seguimiento, mientras que el resto son las propias de un servicio sanitario.

Este servicio se lleva a cabo gracias a un convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento de Santander, el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Ayuda a domicilio

Además de la Teleasistencia a través de terminales, el Ayuntamiento de Santander presta cada año 240.000 horas de ayuda a domicilio a más de un millar de santanderinos mayores de 65 años o menores con alguna discapacidad, que precisan de apoyo en su vida cotidiana.

Según precisó Gómez, en este caso, la atención, siempre individualizada, tiene tres itinerarios definidos: uno de carácter personal, en el que se incluye aseo, ayuda a la movilización, acompañamiento; otro de carácter doméstico, prestando las atenciones necesarias en la realización de tareas domésticas que el beneficiario no pueda realizar (limpieza, lavado, planchado de ropa, elaboración de comida) y, un tercero de carácter socio-educativo y formativo, en el que se incluye dotación o recuperación de hábitos saludables.

"Lo que pretendemos es potenciar y promover la autonomía personal, prevenir las situaciones de dependencia y fomentar la permanencia en el hogar de las personas mayores y aquellas más vulnerables", afirmó el edil, quien insistió en que más de 1.000 usuarios directos y 3.000 indirectos se benefician de esta prestación en Santander.

El concejal de Familia y Servicios Sociales destacó que el servicio se presta de lunes a viernes, en horario de mañana y tarde, de 8.00 a 20.00 horas, y los sábados, en horario de mañana de 8.00 a 14.00 horas, pudiendo llegar a un máximo de 12 horas semanales.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.