Menor fallecido en Vallecas
La Policía retira el cuerpo del fallecido en la calle de Peña Gorbea. EFE

Cinco de los de los 10 menores detenidos por el asesinato de un chico de 16 años en Vallecas han ingresado en un centro de menores de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor de la Comunidad de Madrid (ARRMI) en régimen cerrado.

De los diez menores detenidos, dos han quedado en libertad sin cargosLa medida cautelar ha sido impuesta por un juez y tendrá un tiempo de duración de dos meses, hasta que se celebre el juicio y quede propuesta la medida definitiva, ha informado la Consejería de Presidencia y Justicia.

Sus nombres permanecen protegidos dado que son menores de edad. Sin embargo, las autoridades si han revelado que se trata de cuatro menores procedentes de República Dominicana, dos de 17 años,  uno de 16 años y otro de 15 años.

De los diez menores detenidos, otros tres chicos cuya edad es inferior a 14 años no han ingresado en ningún centro por ser inimputables, ya que no alcanzan la edad mínima según la actual Ley de Responsabilidad del Menor Infractor. Otros dos chicos —del total de diez detenidos— han quedado en libertad sin cargos.

Plan personalizado

Durante los dos mesas que durará su internamiento, los chavales estarán a cargo de un equipo técnico formado por un educador tutor, un psicólogo, un trabajador social, un médico y un maestro, que tratará de recoger toda la información posible en relación a su situación personal, familiar, psicológica, escolar de los detenidos.

Cada uno de ellos tendrá un plan individualizado de ejecución de medidas que tendrá en cuenta sus factores de riesgo y protección. Este se complementará con actividades formativas y de ocio que influyan en su percepción de la violencia.

Investigación

La Policía sigue investigando las circunstacias en las que se  produjo el incidente que acabó con la vida del fallecido, un chico nacido en Zaragoza de padres dominicanos. Según las primeras pesquisas, el chico caminaba junto a su novia por la calle de Peña Gorbea cuando el grupo de los agresores se acercó a ellas y les obligó a gritar diferentes consignas. Al negarse, se inició una pelea que concluyó con dos disparos sobre el pecho del fallecido.

Los agentes barajan que se trate de una pelea relacionada con bandas callejeras como los Trinitarios o los Dominican don't play. En el momento de la detención, los acusados intentaron deshacerse de la pistola y de cuatro machetes de grandes dimensiones.

Consulta aquí más noticias de Madrid.