Desarrollan un material de blindaje para barcos frente a los ataques piratas

  • Está compuesto de fibra de cerámica, vidrio y aramida.
  • Tiene dos capas: una deforma la bala y otra absorbe el impacto.
  • El material ha sido desarrollado por unos astilleros de Alicante.
  • Soporta el disparo a diez metros de proyectiles de ametralladoras.
  • La idea surgió en 2009 a petición de un gobierno extranjero frente a los ataques de piratas en aguas internacionales.
Fotografía facilitada por Astilleros Santa Pola que en colaboración con el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS), ha desarrollado un nuevo material compuesto de fibra de cerámica, vidrio y aramida, que permite deformar las balas y absorber el impacto.
Fotografía facilitada por Astilleros Santa Pola que en colaboración con el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS), ha desarrollado un nuevo material compuesto de fibra de cerámica, vidrio y aramida, que permite deformar las balas y absorber el impacto.
EFE

Un astillero alicantino ha desarrollado un nuevo material de protección para barcos frente a los ataques de los piratas, compuesto de fibra de cerámica, vidrio y aramida, que permite deformar las balas y absorber el impacto mucho mejor que los clásicos blindajes de acero.

Este nuevo compuesto, elaborado por Astilleros Santa Pola en colaboración con el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS), soporta el disparo a diez metros de distancia de balas incluso del calibre 7,62, proyectiles generalmente utilizados por los piratas en fusiles de asalto y ametralladoras, y que suelen desplazarse a una velocidad de 850 metros por segundo.

En este sentido, el material puede ser configurado para adaptarse a cualquier tipo de calibre, incluso superiores, por lo que su composición también puede modificarse en función del nivel de riesgo del cliente, según ha afirmado el gerente de Astilleros Santa Pola, Héctor Blasco, en una entrevista con Efe.

Su dureza se debe a las dos capas de las que está compuesto el blindaje, cuya parte exterior "cambia la morfología de la bala y la hace menos penetrante", y la interior "absorbe la energía del impacto", según el responsable del departamento de composite (materiales compuestos) de AIMPLAS, Enrique Díaz.

Contra la corrosión

El material también resiste mejor la corrosión del medio marino y es más ligero que el acero, lo que, al necesitar menos potencia de motor para desplazar la embarcación, permite reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Blasco ha explicado las posibilidades de este nuevo material que, aunque está desarrollado para el sector naval, principalmente embarcaciones pesqueras y patrulleras, también podría emplearse en la industria automovilística y civil. "Creemos que hemos abierto una vía de negocio muy interesante en algo que hace tiempo era impensable", ha remarcado.

Según Blasco, la idea surgió en 2009, tras la petición de un gobierno extranjero, aunque no ha especificado cuál, por la proliferación de los ataques piratas en aguas africanas, entre ellas del Golfo de Adén, situado entre los países de Somalia y Yemen, en el Océano Índico.

Precisamente, en octubre de 2009 tuvo lugar el ataque y secuestro durante 47 días del atunero vasco Alakrana por piratas somalíes en el mismo océano.

"El Golfo de Adén es un referente para los piratas, quienes no estaban culturalmente ligados al mar, pero que, con los años, empiezan a proliferar en otras aguas, como el Golfo de Guinea", ha señalado Blasco.

Astilleros Santa Pola afirma ser la única empresa a nivel nacional dedicada a la construcción de navíos con el nuevo blindaje, lo que le ha valido tener ya varios contratos firmados, aunque no ejecutados, con países del Magreb y de la zona tanto occidental como oriental de África.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento