Julio, un mes muy malo para hacer cola ante una ventanilla oficial

Antes de que Tráfico abra sus puertas ya hay gente esperando. Tres horas para la ITV y citas a un mes vista para vacunarse.
La cola del servicio de extranjería salía ayer de la comisaría y ocupaba parte de la plaza de los Campos (Torres).
La cola del servicio de extranjería salía ayer de la comisaría y ocupaba parte de la plaza de los Campos (Torres).
«Julio es el mes que más trabajo tenemos de todo el año». Antonio Marfil, jefe provincial de Tráfico, ya está acostumbrado a ver gente esperando en la puerta antes de abrir. Y es que las 16 ventanillas que funcionan de 9 a 14.30 de lunes a jueves, y hasta las 14.00 horas los viernes, no dan abasto para atender a una media de 400 personas diarias.Los veraneantes quieren irse de viaje con el carné renovado o el coche nuevo y los más jóvenes estrenar su motocicleta antes de septiembre. Todo se junta y el resultado son las colas, «que desaparecen en la primera semana de agosto», matiza Marfil.

Algo así es lo pasa en la inspección técnica de vehículos (ITV). El servicio telefónico está dando citas a una semana vista (mientras que en invierno no hay más de dos días de margen) y la situación se complica si se acude a las instalaciones, por ejemplo, de Juncaril, donde la espera supera fácilmente las tres horas.

DNI o pasaporte

Renovar el carné de identidad o el pasaporte también requiere su tiempo. El servicio funciona de 8.30 a 14.30 horas en varias comisarías de la ciudad y, sin embargo, la hora de cola es inevitable incluso en las menos masificadas, como el Zaidín. Ayer, en la plaza de los Campos, además de los nacionales, todos los extranjeros residentes en la capital tuvieron que aguardar un buen rato para ser atendidos.

«Renovar documentos, pedir permisos para poder marcharse de viaje... Todo se hace a la misma vez». Ésta es la explicación de la Policía Nacional a la fila de personas que ayer ocupaban buena parte de la plaza. Y es que parece que julio se ha convertido en el mes de los papeleos.

«Atendemos a todo el mundo»

El servicio de medicina preventiva del Virgen de las Nieves es otra de las áreas con más trabajo en julio. La vacunación obligatoria de la fiebre amarilla para viajar a algunos países provoca verdaderos quebraderos de cabeza a las auxiliares que deben cuadrar las citas. «No hay colas de gente esperando porque todo se programa, pero estamos saturados, pues debemos atender a todo el mundo», afirma uno de los trabajadores. Las citas para vacunarse hay que pedirlas con un mes de antelación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento