Los grupos parlamentario socialista y regionalista han acusado este lunes al Gobierno de Cantabria de aplicar el "3x1" en su política de personal en las empresas públicas de Cantabria consistente en "echar de uno en uno" a los que, a juicio del PP, son una "manzana podrida" y "meter de tres en tres" a otros.

Así lo han afirmado durante el debate de un moción sobre los despidos en la Sociedad Regional de Cultura, que ha sido rechazada con el voto en contra del PP, la diputada socialista Cristina Pereda, y el regionalista Javier López Marcano, que han rechazado los argumentos esgrimidos por el Gobierno -referentes a dar viabilidad a estas empresas— y los han atribuido al "revanchismo", "odio" y "fobia" del actual Ejecutivo (PP) respecto al anterior (PRC-PSOE).

Durante su intervención, López Marcano, exconsejero de Cultura, Turismo y Deporte, ha asegurado que las razones empleadas por el Gobierno regional para justificar estos despidos "no se las cree ni el que asó la manteca" pues son, a su juicio, argumentos "pueriles" y "rudos".

López Marcano se ha referido a los despidos del director del Palacio de Festivales y de su coordinador general, Juan Calzada y Román Calleja, respectivamente, y los ha achacado al "odio personal" del director general de Cultura, Joaquín Solanas contra ambos al no haber permitido que su compañía, Escena Miriñaque, fuera "cabecera de cartel" la pasada temporada.

El exconsejero, que ha afirmado que para creerse los argumentos del Gobierno regional hay que haberse "caído de un guindo", ha rechazado que el anterior Ejecutivo PRC-PSOE dejara en la Sociedad Regional de Cultura y Deporte una deuda de 12 millones de euros como mantiene el PP.

Auditorías de empresas "amigas"

En este sentido, ha acusado al Gobierno de Cantabria de haber encargado las auditorias de las empresas públicas a "empresas amigas" de La Rioja y Valladolid dispuestas a realizar "conclusiones a la carta" para el Ejecutivo regional.

Por su parte, la socialista Cristina Pereda ha opinado que los argumentos del Gobierno regional sobre los despidos en la Sociedad de Cultura son una "auténtica falacia" que, a su juicio, nada tiene que ver con la realidad, sino con las "malas artes" y el "revanchismo" del PP.

Ha censurado además que el consejero de Cultura y Turismo, Miguel Ángel Serna, pretenda ahorrar con estos despidos 250.000 euros cuando ha concedido 420.000 al concierto del "colegio del Opus, en referencia al Torrevelo y Peñalabra, "como premio por incumplir la normativa existente" y "segregar por sexos a sus alumnos".

Por otra parte, ha dudado de la capacidad y el conocimiento para el cargo del director de la Sociedad Regional de Cultura y Deporte y también del Palacio de Festivales, Víctor González, a quien ha acusado de "haber pisado por primera vez el Palacio cuando lo han nombrado".

La diputada 'popular' Tamara González ha asegurado que las acusaciones de regionalistas y socialistas "no tienen ningún tipo de fundamento" y ha defendido que los despidos en la Sociedad de Cultura son por "necesidad" pues la actual situación es "absolutamente insostenible" por la deuda de 12 millones de euros dejada, a su juicio, por el anterior Ejecutivo.

Ante las dudas de la oposición sobre el futuro de la programación del Palacio de Festivales para el cuarto cuatrimestre, aún por determinar, González ha asegurado que seguirá "términos de calidad", si bien "con menos presupuesto".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.