El conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, ha subrayado que los recortes de 3.000 millones de euros anunciados por el Ministerio de Educación no afectarán a Baleares, porque las medidas anunciadas para todo el Estado ya estaban "previstas" en los Presupuestos autonómicos de 2012, que contemplan más de 30 millones de euros menos en materia educativa, respecto al año anterior.

Tras la Conferencia Sectorial de Educación, presidida por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, Bosch ha declarado a Europa Press que las medidas de recorte anunciadas en esta reunión son "muy prudentes y necesarias a la hora de consolidar los déficits en el sistema educativo en las Comunidades Autónomas y en el conjunto del Estado sin perder ninguno de los programas, ni de las necesidades".

Entre las medidas, Bosch ha destacado que se autoriza un incremento del ratio de alumnos de un 20 por ciento como máximo, frente al 10 por ciento actual, con el fin de atender la escolarización de estudiantes que "llegan tarde al sistema educativo". Así, ha recordado que, actualmente, el ratio de alumnos se sitúa en 25, 30 y 35 en la educación primaria, secundaria y bachillerato, respectivamente, cifras que, a partir de ahora, podrán aumentar hasta un máximo de un 20 por ciento.