La exvicepresidenta del Gobierno de España, María Teresa Fernández de la Vega, ha afirmado esta mañana que "hay que recuperar el prestigio del Estado, repensándolo, para ver qué Estado queremos, cómo lo queremos, hasta dónde llega, y a qué se dedica. También hay que prestigiarlo y empoderarlo, porque sin Estado no hay Ley, no hay convivencia, ni sociedad".

Eso si ha indicado que "lo necesitamos como institución a la que se otorga autoridad dentro de un espacio de gobierno, y necesitamos la política como actividad que concilia los intereses divergentes, y define el bien común". "Son los contrapesan los diferentes poderes para asegurar la permanencia y el bienestar", ha añadido.

La también miembro del Consejo de Estado ha realizado estas manifestaciones durante su conferencia en la Universidad de La Rioja. Una charla, que se ha enmarcado en el Seminario Permanente del Departamento de Derecho, en colaboración con la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la universidad riojana.

Combatir la crisis

"Sin estado y sin política, no hay derecho, porque la política es el armazón de los derechos, y sin ella valen menos los derechos o valen solo para algunos", ha añadido la exvicepresidenta del Gobierno de la Nación, para a continuación asegurar que "necesitamos al Estado, a la política y al Derecho para combatir la crisis, y para asegurar los derechos; porque asegurar los derechos es combatir el miedo. Asegurar los derechos es liberar a los hombres y a las mujeres al miedo de caer enfermos y el temor a perder el trabajo o a envejecer y no tener de que vivir".

Fernández de la Vega ha señalado, en otro momento de su intervención, que hay que "volver a recuperar las normas de Roosevelt: derecho, regulación de mercados, transparencia, y fraccionamiento del poder, ya que hay que poner límites. Pero además de todo eso hay que tener en cuenta a la sociedad organizada, globalizada; sin olvidar la irrupción de los países emergentes, puesto que, entre China o India aportan 2,3 millones de personas a la fuerza laboral".

Ha insistido en que hay que "rescatar los fueros de la Democracia, por lo que hay que plantear nuevas propuestas que contengan soluciones a las preocupaciones de la gente, que solo pueden venir de lo público".

De hecho, la exvicepresidenta ha afirmado que "los Estados han sido los salvadores, no los salvados", así como que "la crisis no ha generado déficit público, sino que ha sido la consecuencia de intentar combatirla. La crisis no es crisis de deuda soberana, sino de un sistema financiero privado, globalizado, y de las implosión de las impagables deudas contraídas en los últimos veinte años por bancos privados y otras instituciones".

Austeridad y euro

Fernández de la Vega ha lamentado el "acoso" a los Estados para que "centren toda y exclusivamente su acción en la reducción del déficit, se está rebelando como el mal remedio para una grave enfermedad. No están imponiendo una mala medicina, como es la austeridad pura".

De hecho, ha asegurado que "la austeridad, la consolidación fiscal por si sola, no rebaja la deuda, sino que la incrementa. La austeridad no estimula la actividad económica, la deprime, hasta el punto de que la imposición de políticas de austeridad exclusiva ha intensificado la crisis".

Para la miembro del Consejo de Estado, el pacto fiscal "no resuelve la crisis, ni salva al euro, puesto que o hacemos otra cosa además o lo destruirá". "La política de austeridad lejos de curar al paciente, puede provocarle una anemia severa", ha añadido

Ante ello, Fernández de la Vega ha reclamado "un pacto a la altura de lo que estamos viviendo, así como recuperar los valores democráticos, la autonomía política, y el liderazgo político a nivel global". "Es urgente de que seamos capaces de globalizar también la política, que signifique participación y gobernabilidad, construyendo instituciones internacionales que garanticen el buen gobierno económico, político y social", ha añadido. IGUALDAD

En su intervención, la exvicepresidenta del Gobierno ha indicado que "en la agenda de la gobernabilidad democrática hay que colocar en el centro la igualdad, porque hoy está muy claro que si incluimos la igualdad en esa agenda estamos aproximándonos a tener éxito".

Fernández de la Vega ha asegurado que "el nuevo mundo al que nos asomamos o se hace con las mujeres o no será para bien". "La igualdad entre hombres y mujeres es un elemento nuclear, representativo de democracia, y pierde su valor si no le aplicamos la universalidad, que presupone igualdad"

Para finalizar, la miembro del Consejo de Estado ha reseñado que "el mundo cada día nos da pruebas de que la igualdad es un bien por el que merece la pena trabajar, porque impulsándola avanzamos todos en justicia, dignidad y libertad".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.