La Fiscalía Superior del Principado de Asturias solicita la condena del presidente y el apoderado general de una organización de discapacitados destinada a fines benéficos, a los que acusa de contrabando. Los acusados son M. L. G. O., nacida en 1956 y domiciliada en Oviedo; y E. L. P., nacido en 1953 y domiciliado en Murcia.

Los imputados presuntamente pusieron en marcha en Asturias la comercialización y venta de boletos para un sorteo denominado Rasca y Gana, similar al de la ONCE, "careciendo de la autorización o el permiso para realizarlo y con el ánimo de enriquecerse ilícitamente". En total, se incautaron boletos por valor de 1.600.000 euros. La vista oral está señalada el jueves 19 de abril en el Juzgado de lo Penal número cuatro de Oviedo, a las 10.15 horas.

Los boletos del sorteo eran distribuidos para su venta al precio de 0,80 euros cada uno, al menos en cinco establecimientos hosteleros de Gijón y Pola de Lena. Así, el Cuerpo Nacional de Policía ocupó 1.276 boletos en esos locales, junto con dos albaranes de haber recibido 600 más y expositores en los que se leía "La nueva lotería nacional" y "Gana hasta 6.000 euros". Además, el 28 de mayo de 2007 se intervinieron en una imprenta de Gijón 1.375.000 boletos de la misma lotería, con un valor de 0,80 euros cada boleto, preparados para su distribución.

La Fiscalía considera los hechos constitutivos de un delito de contrabando del artículo 2.1.d), 3, 4 y 5 de la Ley Orgánica 12/95, de 12 de diciembre, de Represión del Contrabando, y solicita que se condene a cada acusado a un año y seis meses de prisión, el pago de una multa de 3.500.000 euros, con responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada 500 euros impagados (con el límite legal de un año) y el abono de una indemnización a la Hacienda Pública en la cantidad que se determine.

Se solicita igualmente el comiso de las ganancias obtenidas, cuyo importe se concretará en sentencia y se adjudicará al Estado.

Consulta aquí más noticias de Asturias.