Urdangarin
La secretaria personal del duque de Palma, Julita Cuquerella (dcha.) acompañada de una amiga. ALEJANDRO GARCÍA / EFE

Julita Cuquerella, secretaria personal de Iñaki Urdangarin, ha explicado este viernes ante el juez que fue ella quien escribió, siguiendo el dictado del duque de Palma, la nota que recibió un supuesto testaferro con indicaciones sobre una cuenta en Suiza donde presuntamente Aguas de Valencia hizo un ingreso.

La secretaria ha afirmado que no considera anormal tener una cuenta en SuizaSegún han informado fuentes judiciales, Cuquerella ha alegado en su declaración como testigo, que se ha prolongado durante más de una hora y media, que se limitó a transcribir en la nota las indicaciones que le había formulado el propio Iñaki Urdangarin, aunque ha aclarado que desconoce el alcance de lo que escribió.

En la nota, que consta en el sumario, se indicaba que, siguiendo órdenes de "Iñaki", enviaba las dos copias de un contrato y agregaba: "Me dice Iñaki que, una vez firmadas, habría que enviarle una a él. También me pide que te copie el siguiente número de cuenta, que tú ya sabes para qué es: Alternative General Services Limited/ Credit Suisse/ Laussane (0 251 206 980 8)".

Los datos los proporcionó Treviño

La secretaria de Urdangarin, a la que el juez ha advertido en una ocasión que podía imputarla si seguía respondiendo con evasivas, ha explicado que fue el amigo del duque de Palma Jose María Treviño, testigo en la causa, quien le facilitó el número de la cuenta corriente en Suiza.

Ha admitido que Urdangarin se ha puesto en contacto con ella antes de su comparecenciaLa declaración de la secretaria apoya la hipótesis de la investigación de que la cuenta en Suiza sirvió a Urdangarin para cobrar los 125.000 euros de Agval por sus gestiones en un proyecto que iba a permitir a la empresa valenciana extenderse en Jordania, como confesó ante el juez el propio Calabuig.

La secretaria, que ha afirmado que no considera anormal tener una cuenta en Suiza, ha precisado, no obstante, que desconoce si el destinatario final del dinero vinculado a esa anotación era el supuesto testaferro Robert Cockx. A preguntas del juez, la secretaria ha admitido que Urdangarin se ha puesto en contacto con ella antes de su comparecencia y que el duque le ha dicho que estuviera tranquila, le ha dado muchos ánimos y ella a su vez le ha recomendado que rezara un avemaría.

Zazo le sitúa en Fundación Cultura y Deporte

Otra de las testigos que ha declarado este viernes ante el juez que investiga el caso Palma-Arena ha situado a Iñaki Urdangarin al frente de la Fundación Cultura, Deporte e Integración Social, creada a finales del año 2006 como heredera del Instituto Nóos.

Según han informado fuentes judiciales, ese testimonio, que demostraría que Urdangarin no se desentendió de los negocios iniciados por Nóos después de que se lo pidiera la Casa Real, lo ha aportado este viernes Teresa Zazo, que fue encargada del área de logística de la entidad y participó en la organización de los congresos de Baleares y Valencia que supuestamente sirvieron para el desvío de fondos públicos en beneficio de los imputados.

La testigo, han señalado las mismas fuentes, ha afirmado que Urdangarin participaba en la gestión de la Fundación Deporte y Cultura, constituida en diciembre de 2006 y que fue dirigida por su socio Diego Torres, mientras que el duque de Palma ocupaba el cargo de presidente de su consejo asesor.

Los testigos dicen que Urdangarin y Diego Torres compartían responsabilidades al frente deNóos Dicha fundación, que presuntamente los imputados utilizaron para desviar fondos a paraísos fiscales, fue creada después de que la Casa Real indicara a Urdangarin que debía abandonar sus negocios al frente de Nóos, en marzo de 2006.

Algunos de los testigos que este jueves han declarado ante el juez Castro, en su mayoría trabajadores o proveedores, han sustentado la tesis de la acusación de que Urdangarin y Diego Torres compartían responsabilidades al frente del Instituto Nóos, pese a la versión esgrimida ante el juez por el duque de Palma de que no participaba en la gestión económica de la entidad.

En ese sentido, el testigo Sergio Fernández, que trabajó para el Instituto Nóos como especialista en libros desde el año 2004, ha asegurado que Urdangarin firmaba cheques a nombre de la entidad, han señalado las mismas fuentes. En total, esta mañana han prestado declaración ante el juez siete personas, aunque uno de los testimonios más relevantes previstos, el del médico y exdirectivo del Instituto Nóos Ignasi de Juan Creix, no se ha podido escuchar dado que se encuentra de viaje en Bolivia.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.