La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a tres años y medio de prisión a M.R.S.P. por un delito de tráfico de drogas, quien, en su intento de huida, arrojó a una alcantarilla una bolsa con una sustancia que no se ha podido identificar, pero ha absuelto al otro acusado, J.L.M.G.

Los hechos sucedieron en febrero de 2010 en las inmediaciones de un colegio de Muriedas, donde agentes de la Guardia Civil detuvieron a ambos acusados, momento en que ella (M.R.S.P) intentó huir y se deshizo de la bolsa, junto a otros efectos.

La mujer tenía en su poder 450 euros fraccionados en diversos billetes. Posteriormente, se registró judicialmente el domicilio en el que vivían ambos.

En la habitación de ella se encontraron 99,29 gramos de heroína, y billetes por valor de 1.200 euros procedentes de la venta de droga, pero respecto a él, no se ha podido demostrar su participación en los hechos.

A él no se le encontró ninguna cantidad de droga, ni dinero, y se admite como "posible" que ni siquiera supiera que ella tenía drogas en posesión.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.