El Ministerio de Fomento confía en tener lista el próximo mes de mayo la batería de medidas en que actualmente trabaja para ayudar a la decena de concesionarias de autopistas que actualmente se encuentran en riesgo de quiebra.

"Actualmente trabajamos sobre cualquier tipo de medida, sin descartar ninguna, y confiamos en tener elaborada una solución en mayo", según detalló el secretario general de Infraestructuras de Fomento, Gonzalo Ferre, tras comparecer en la Comisión de Fomento del Congreso.

En su intervención en la Cámara Baja, el alto cargo de Fomento recordó que los presupuestos del Ministerio para 2012 contemplan una partida de 289 millones de euros para otorgar préstamos participativos a estas autopistas, y además amplían hasta 2021 la posibilidad de que recurran a cuentas de compensación.

Con los préstamos se busca ayudar a las autopistas a afrontar el sobrecoste que soportaron en las expropiaciones realizadas para construir las vías, mientras que las cuentas de expropiación se dirigen a amortiguar el descenso de los tráficos que registran.

Estos son los dos principales problemas que han roto el equilibrio económico-financiero de las empresas que construyeron y explotan estas autopistas, y que actualmente las abocan a la quiebra.

Además de estas dos medidas, Fomento también contempla la ampliación del plazo de concesión y gestión de las autopistas, y la promoción de fusiones entre concesionarias, según detalló la titular del departamento, Ana Pastor, en una reciente comparecencia pública.

Con todo, el Ministerio no descarta rescatar las autopistas que no logren solventar sus problemas con las medidas que finalmente promueva Fomento, cumpliendo de esta forma lo que contemplan los propios contratos de concesión. El eventual rescate se realizaría a través de la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre (Seittsa), dependiente de este Departamento.

También se refirió a este asunto el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, durante su comparecencia en la Cámara Baja, en la que ratificó la voluntad del Ministerio de "esforzarse en diseñar una solución de estabilidad y futuro para estas vías". "Evitaremos que caiga un sistema que las empresas españolas exportan a todo el mundo", añadió.

Entre la decena de autopistas que actualmente están en riesgo de quiebra figuran las radiales de Madrid, la que une la capital con el aeropuerto de Barajas, la Madrid-Toledo y la Cartagena-Vera. Las concesionarias de estas vías, que suman un pasivo de unos 3.000 millones de euros, están participadas por los principales grupos constructores y de concesiones del país.

Consulta aquí más noticias de Murcia.