El conseller de Hacienda y Administración Pública de la Generalitat, José Manuel Vela, ha anunciado este martes que en la noche del sábado remitieron al Gobierno central facturas pendientes de pago por importe de 4.069 millones de euros para acogerse al plan de pagos de pagos a proveedores del que se beneficiarán unas 10.050 empresas y autonómos de la Comunitat.

Según ha señalado Vela en rueda de prensa, en concreto, 982 millones corresponden a facturas de la administración de la Generalitat —conselleries— y otros 1.237 millones a las empresas del sector público, lo que suman 2.219 millones de euros de deuda pendiente imputable a los presupuestos de la administración.

Además, ha considerado "oportuno" incluir otros 1.850 millones de euros correspondientes a deuda no imputable a esas cuentas, básicamente proveniente de la sanidad, las conocidas como 'facturas en los cajones'.

Consulta aquí más noticias de Valencia.