La presencia de decenas de buitres leonados que acudieron a alimentarse del cadáver de una oveja ha provocado la muerte de otras 29 cabezas de ganado en Sarroqueta, han explicado a Europa Press fuentes de la Conselleria de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de la Generalitat.

Según las pesquisas de los Agentes Rurales, los buitres acudieron a una finca en la que se encontraban unas 500 ovejas para alimentarse de un ejemplar muerto, lo que provocó el pánico en parte del rebaño y la consecuente avalancha, en la que murieron por "ahogamiento" otros 29 animales.

De este modo, la Conselleria ha descartado que la muerte de los animales se deba a un ataque de este ave protegida, un comportamiento "muy poco habitual" en la especie.

El departamento tramitará por la vía habitual las compensaciones económicas pertinentes para el propietario de las ovejas, como sucede cuando las muertes están provocadas por ataques de osos o lobos.

Catalunya cuenta con una población superior a los 5.000 ejemplares de buitre leonado —'Gyps fulvus'—, especie protegida en virtud de la ley estatal 42/2007 de Patrimonio Natural, si bien la población de estas aves carroñeras se ha multiplicado por diez en las últimas dos décadas.

Consulta aquí más noticias de Lleida.