El conjunto de operadores en la cadena del tabaco, desde los cultivadores a la industria tabaquera y los estanqueros, se han unido por primera vez en España para proteger al sector, que suma cerca de 60.000 empleos, de los "graves" efectos que estiman que puede provocar la revisión de la directiva sobre productos del tabaco.

La Mesa del Tabaco constituye una iniciativa "pionera en Europa" y que supone hablar "con una sola voz" a todo el sector tabaquero español, informaron a Europa Press en fuentes del sector.

Este foro nace con el objetivo de "alertar de las graves consecuencias económicas y de empleo" que la revisión de la normativa comunitaria podría ocasionar al sector en España y, "por extensión, a la economía nacional", según consta en la convocatoria para la presentación de este foro, prevista para este jueves en Madrid.

La modificación de esta directiva incluye cuestiones tan polémicas como la introducción del paquete "básico o genérico" (cajetillas sin logotipos y con colores uniformes para todas las marcas), la restricción o prohibición de la venta en máquinas expendedoras y la prohibición de ingredientes en el tabaco rubio.

La Mesa del Tabaco está integrada por casi todas las empresas y asociaciones dedicadas al cultivo, la transformación, la fabricación y la distribución en estancos o a través de máquinas expendedoras de tabaco en España, así como por la CEOE.

2.700

Millones de euros de valor añadido.

Precisamente la patronal ha redactado el informe 'La importancia del sector del tabaco en la economía española', en el que se pone de manifiesto que las actividades vinculadas al tabaco producen un valor añadido de 2.700 millones de euros, lo que representa casi el 0,3% del total del valor añadido de la economía española, según datos actualizados en 2009.

El estudio, recogido por Europa Press, sostiene que un total de 56.000 puestos de trabajo, directos e indirectos, dependen hoy de la industria del tabaco en España. En concreto, el sector proporciona empleo a 33.626 personas de forma directa, a lo que habría que añadir los casi 22.000 puestos de trabajo estables generados de forma indirecta.

Cerca de 7.000 empleos giran en torno al cultivo del tabaco, principalmente en Extremadura, pero también en Andalucía, Castilla y León y Castilla-La Mancha. Además, en España operan 48 empresas en la manufactura del tabaco, que dan trabajo a 4.500 personas y que están concentradas fundamentalmente en Canarias, Madrid y Extremadura.

La red de estancos, según el informe, consta de 13.601 establecimientos repartidos por todo el territorio nacional, con un empleo estimado que supera los 20.000 puestos de trabajo.

El informe concluye, tras apuntar que el sector del tabaco está entre los más regulados de Europa, que este factor determina que "cualquier desarrollo normativo que afecte a la fabricación, presentación, distribución y venta de los productos del tabaco, introduzca cambios sustanciales en sus efectos sobre la recaudación fiscal, el empleo o la estructura productiva, con indudables cons5ecuencias sobre la economía del país".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.