El concejal del Grupo Municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Logroño Domingo Dorado ha afirmado este martes que "el mal diseño" que el Gobierno local del PP ha hecho de la calle Juan Boscán mantiene "incomunicados" a los barrios de Lobete y Cascajos, y a este último con el centro de la ciudad.

En una valoración de la apertura la semana pasada de esta vía, primera que cruza el soterramiento, Dorado ha recordado que "hay que alegrarse por la primera calle, a la que nosotros hemos contribuido con casi 4 años de obras, y los últimos toques de nueve meses por parte del PP".

Con todo, ha mostrado su "gran decepción, y la de los vecinos, porque la barrera de las vías se ha convertido en la barrera de Avenida de Lobete, por la mala gestión de la última parte de la obra realizada por el Gobierno del PP, por no tener ambición y por las prisas por abrir la calle como fuese".

Ha explicado el concejal que, para alguien que sale desde Cascajos, para cruzar hacia el centro de la ciudad debe girar hacia la izquierda, ir hasta la tapia del Seminario, y volver hasta poder acceder a Avenida de Colón, "casi dos kilómetros de recorrido", que, en sentido contrario, son "unos 700 metros".

"De este modo, sigue siendo más fácil salir y entrar en Cascajos como hasta ahora, por Vara de Rey, y la muestra está en que, desde su apertura, la calle Juan Boscán apenas se está utilizando, por todo el camino que hay que recorrer para ir a una calle que tienes enfrente", ha afirmado el edil del PSOE.

En este sentido, ha reseñado que "se han defraudado las expectativas y Cascajos y Lobete siguen separados por una mala solución del cruce entre Juan Boscán, Lope de Toledo y Lobete, por un mal diseño que ha hecho el PP, sólo por la prisa de abrir la calle cuanto antes para la foto".

Por contra, Dorado ha apuntado que "la solución al problema sería sencillísima, muy barata y se podría hacer mañana mismo", como sería "un semáforo provisional en la calle Juan Boscán, porque en Lope de Toledo y en Avenida de Lobete ya existen".

Como solución definitiva, ha propuesto "estudiar la posibilidad de una glorieta, y, si no se pudiese, pediríamos que el semáforo fuera definitivo para permitir unas conexiones reales entre Cascajos, Lobete y el centro de la ciudad".

Además, ha aprovechado la ocasión para reclamar "mejoras en el transporte público de toda la zona de Cascajos, contando con la nueva conexión más directa", así como "prestar atención a la nueva estación de tren, ya en marcha, y que no cuenta con servicio de autobús urbano".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.