Soldados afganos
Soldados afganos durante un ataque de los talibanes en Kabul, Afganistán. S.Sabawoon / EFE

Las autoridades afganas afirmaron este lunes que los ataques coordinados lanzados por los talibanes en Kabul han terminado y que todos los insurgentes implicados han muerto a manos de las fuerzas de seguridad.

"Todos los agresores han muerto, la lucha ha terminado", aseguró el portavoz afgano de Interior, Sediq Sediqui.

En las últimas horas las fuerzas de seguridad han matado a los dos últimos insurgentes que resistían, uno parapetado tras el hotel Kabul Star -cerca de la zona diplomática- y el otro en la zona del Parlamento afgano.

Los ataques comenzaron al mediodía del domingo a cargo de tres comandos insurgentes Los ataques comenzaron al mediodía del domingo a cargo de tres comandos insurgentes en Kabul, aunque también se registraron acciones en las ciudades de Jalalabad, Puli Alam y Gardez, en el marco de lo que los talibanes llaman su ofensiva de primavera.

Los talibanes dispararon contra varias embajadas, una base de las tropas extranjeras y edificios oficiales afganos, entre ellos el Parlamento nacional.

"Nadie subestima la gravedad de estos ataques, y vamos a trabajar con fruición para determinar sus causas", afirmó anoche el jefe militar de la misión de la OTAN en Afganistán, general John Allen, en una nota de prensa.

Según afirmaron anoche las autoridades afganas, 19 insurgentes habían muerto hasta entonces en las operaciones de las fuerzas regulares para repeler a los agresores, mientras que hay 28 heridos -14 civiles y 14 policías.

En Kabul, los insurgentes emplearon lanzagranadas y rifles automáticos en distintos puntos de Kabul (Afganistán) y algunos se han atrincherado en edificios de la capital afgana, informaron fuentes policiales y testigos.

Los insurgentes de Kabul se  atrincheraron en un hotel cercano al Parlamento afganoEl jefe de la brigada criminal de la ciudad, Mohamed Zahir, dijo que un grupo de insurgentes se ha introducido en un hotel, el Kabul Star, situado junto a las legaciones diplomáticas del Reino Unido, Irán o Turquía, y desde este han atacado edificios cercanos.

Los talibanes afganos han asegurado, según recoge Skynews, que los ataques han alcanzado al complejo residencial en el que se encuentra en palacio del presidente Karzai.

Los ataques múltiples, lanzados por comandos de insurgentes, son una táctica habitual de los talibanes y la capital afgana ha sido escenario de varios. El Gobierno del país ha atribuido la ofensiva a la Red Haqqini, después de que dos suicidas capturados con explosivos hayan reconocido que forman parte de la red, según contaron los policías.

Cuatro policías muertos

Cuatro policías afganos, incluido un oficial de este cuerpo de seguridad, perdieron la vida por la explosión de una bomba caminera en la provincia central afgana de Kapisa, vecina de Kabul, informó una fuente policial.

El Gobierno afgano atribuye los ataques a la Red HaqqiniAdemás, Sediq Sediqqi, el portavoz del Ministerio de Interior afgano ha asegurado que 11 agentes policiales han resultado heridos en los ataques, a pesar de que la operación para despejar la zona está avanzando. "Nuestros agentes han matado a cuatro de los insrugentes", ha confirmado Sediqqi a Tolonews. "Afortunadamente no hay bajas civiles, aunque nuestro temor es que, fruto de la desesperación, decidan atacar a los civiles de la zona", ha planteado.

La embajada de Estados Unidos en Kabul quedó este domingo cerrada con todo el personal dentro por los ataques registrados en sus cercanías, que no han dejado víctimas mortales estadounidenses, según informó la CNN.

El embajador estadounidense en Afganistán, Ryan Crocker, informó de que la misión diplomática permanecerá "cerrada" por un tiempo aún indeterminado, como medida de precaución.

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) ha limitado el impacto de los ataques de los insurgentes que ha calificado de "ineficaces" ya que no ha tenido que asistir al Ejército afgano en su actuación para detenerlos.

Ataques en Jalalabad y Puli Alam

Al menos cuatro explosiones se han registrado en la ciudad oriental afgana de Jalalabad, donde un grupo de insurgentes ha atacado una instalación militar de las fuerzas de la OTAN, informó una fuente oficial.

La embajada en Kabul de EE UU ha cerrado por precaución con todo el personal dentroEn Puli Alam, otro grupo reducido de insurgentes talibanes ha ocupado un edificio gubernamental y ha atacado desde ese lugar a las fuerzas de seguridad, informó una fuente oficial.

El portavoz del gobernador de la provincia en cuestión, Logar, Din Mohamad Darwish, explicó que entre uno y dos insurgentes son los responsables de este último ataque, que coincide con la otra acción armada de Kabul.

Un grupo de insurgentes talibanes se ha atrincherado en un edificio de la ciudad oriental de Gardez y ha atacado una academia policial y una universidad situadas en las inmediaciones, informó una fuente oficial.

El portavoz del gobernador de la provincia de Paktia, Rohulá Samún, dijo que al menos cuatro civiles han resultado heridos en este ataque.

Un portavoz del Ejército afgano en la provincia de Paktia ha confirmado a media tarde de este domingo que la ofensiva ha terminado después de que las fuerzas armadas acabasen con la resistencia. En el enfrentamiento 12 civiles han resultado heridos.

En un mensaje de móvil, el portavoz de los talibanes, Zabiulá Muyahid, expresó que los insurgentes han cometido atentados suicidas y disparado contra edificios diplomáticos, de la OTAN y el Parlamento nacional afgano.

Ningún español ha sufrido daños

La colonia española residente en la capital afgana, Kabul, no ha sufrido daños, ni tampoco la embajada española, tras los ataques, han confirmado fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores.

La ISAF ha calificado los ataques de insurgentes
de "ineficaces"
Estas mismas fuentes han señalado que no tienen constancia de que ningún español que se encuentre en Kabul haya resultado afectado por los ataques, ni tampoco la embajada española, que se encuentra a 1.500 metros del cuartel general de la OTAN.

El Ministerio de Exteriores también ha informado de que la residencia del embajador, situada en la ultraprotegida "zona verde" de la capital afgana, tampoco ha sufrido daños.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ha señalado que no hay "nada que comentar" al respecto.

Nueva estrategia talibán

El último gran ataque de este tipo en Kabul tuvo lugar el pasado septiembre y tuvo como objetivo la embajada de EE UU y el cuartel de la OTAN, y causó la muerte de al menos siete personas.

La guerra afgana se halla en uno de los momentos más sangrientos desde la invasión de EE UU y caída del régimen talibán a finales de 2001.

La insurgencia talibán anunció esta semana que está ultimando una nueva estrategia para su habitual ofensiva de primavera, cuando tradicionalmente se recrudecen los combates en el país asiático al calor de la llegada del buen tiempo.

Las fuerzas internacionales empezaron el pasado julio a retirarse gradualmente de Afganistán y a traspasar la competencia de la seguridad al Ejército y Policía afganos.

Este proceso debe concluir en 2014 si se cumplen los plazos previstos.