La voz de la gente de la calle
Tres fotos del proyecto de Gilliam Wearing Carteles que sicen lo que quieres decirles y no dicen lo que algún otro quiere que digas © Gillian Wearing / Courtesy Maureen Paley, London

Gillian Wearing (Birmingham-Reino Unido, 1963) suele afirmar que sus maneras artísticas están influidas sobre todo por los reality shows televisisvos y la mirada descarnada y, al mismo tiempo, artificiosa y repleta de trampas, que éstos practican sobre la realidad. Desde comienzos de los años noventa, la artista conceptual, ganadora en 1997 del prestigioso Premio Turner, está interersada en investigar la influencia de los media en la imagen que tenemos de nosotros mismos.

Una antología de Wearing, la primera exposición que recopila muestras de todos sus trabajos, tanto en fotografía como en vídeo o intervenciones cercanas al performance, fue inagurada el miércoles en la Whitechappel Gallery de Londres. Estará en cartel hasta el 17 de junio y luego viajará a Alemania (Dusseldorf y Munich).

Mensajes personales

La exposición recorre la obra de Wearing. Arranca con el proyecto fotográfico, realizado entre 1992 y 1993, Signs that Say What You Want Them to Say and Not Signs that Say What Someone Else Wants You to Say (Carteles que dcen lo que quieres decirles y no dicen lo que algún otro quiere que digas), en el que la artista cedía papel y rotulador a personas elegidas al azar para que escribiesen el mensaje personal que deseaban transmitir y luego los fotografiaba.

Las imágenes de un policía con el rótulo "¡Ayuda!"), un funcionario con el mensaje "Estoy desesperado" o un hombre con la frase "Declarado parcialmente loco" tuvieron una gran notoriedad y tuvieron una gran notoriedad y convirtieron a Wearing en una de las grandes promesas del arte brítanico.

Insertó un anuncio para que la gente confesase secretos tras la seguridad de una máscaraLa antología también se detiene en el proyecto de 1994 Confess all on video. Don't worry, you will be in disguise. Intrigued? Call Gillian (Confiésate ante el vídeo. No te preocupes, estarás disfrazado. ¿Intrigado? Llama a Gillian), texto del anuncio que la artista insertó en la guía de ocio Time Out. Al reclamo acudieron cientos de personas que revelaron, con las caras cubiertas por una máscara, secretos íntimos, traumas o deseos.

Los visitantes de la exposición también pueden ver en cabinas privadas los trabajos en vídeo que realizó Wearing siguiendo la misma línea confesional de otorgar voz a la gente corriente para que comparta su privacidad: Trauma (2000) y Secrets and Lies (Secretos y mentiras, 2000).