El Gobierno francés ha anunciado un incremento del 3,05% del salario mínimo interprofesional (SMI), con lo que se sitúa en 1.254,28 euros.

Esta cantidad supone más de dos veces lo que reciben los trabajadores en España donde, con la revisión efectuada en enero, el sueldo mínimo mensual asciende a 540,90 euros (unos 18 euros al día).

Superior a la inflación interanual

El aumento practicado por el Gobierno francés es superior a su inflación interanual, del 1,8%, y también al 2,8% que debía subir automáticamente el salario mínimo en virtud del mecanismo para su revalorización.

De esta forma, el Ejecutivo ha optado por darle un empujón suplementario de 0,25 puntos porcentuales.

El mecanismo automático de revalorización prevé un alza equivalente a la inflación del año anterior, al que se añade la mitad del aumento del poder adquisitivo del salario de un obrero medio.

La proporción de trabajadores retribuidos en Francia con el salario mínimo no cesa de aumentar

Dado que el salario mínimo de 1.254,28 euros mensuales está calculado sobre la base de 35 horas de trabajo semanales, el salario por hora queda en 8,27 euros brutos.

La proporción de trabajadores retribuidos con el salario mínimo no ha cesado de incrementarse en los últimos años, y así ha pasado del 10,7% en 1996 al 17% en 2005 con 2,5 millones de personas.