Un equipo de cirujanos catalanes intenta que el hombre más gordo del mundo deje de serlo

Se llama Manuel Uribe y cuando tan sólo era un adolescente pesaba 120 kilos. Ahora tiene 40 años, y cuando se sube a una báscula, marca 550.
Manuel Uribe, el pasado mes de enero (José Méndez / Efe).
Manuel Uribe, el pasado mes de enero (José Méndez / Efe).
José Méndez/Efe

El mexicano Manuel Uribe es muy probablemente el hombre más gordo del mundo. Pesa 550 kilos.

El pasado mes de enero y motivado por los graves problemas que para su salud estaba causando su elevada obesidad, dio a conocer su situación al mundo.

Confiaba en que alguien atendiera a su llamada de socorro y le ayudara a bajar de peso. Pocos meses después, un equipo de cirujanos catalanes han escuchado su llamada.

Pertenecen al Centro Laparoscópico de Barcelona, y se desplazarán el próximo lunes que viene a México para evaluar la situación del paciente y decidir cómo operarle.

Manuel ha de reducir su peso al máximo antes de ser trasladado a la ciudad condal, donde será intervenido.

120 kilos cuando era un adolescente

Manuel Uribe veía cómo aumentaba su peso desde que era muy pequeño. Cuando era un adolescente, ya alcanzaba los 120 kilos.

Poco después, se trasladó a EEUU, país en el que prosiguió su particular escalada de obesidad, hasta llegar a los 410 kilos.

En ese momento, fue sometido a una operación de cirugía estética, en la que los médicos lograron sacarle 80 kilos de grasa.

Sin embargo, el esfuerzo fue en vano: su cuerpo sustituyó esta cantidad por líquidos y llegó a alcanzar los más de 600 kilos de peso. En ese momento, Manuel hizo público su caso.

Ayudado por el Gobierno

Su llamada caló hondo en su país, y hasta el propio Gobierno del estado Nuevo León (México) le proporcionó exámenes médicos y medicinas, además de ponerse en contacto con el equipo de cirujanos barceloneses.

Gracias a la dieta que le impusieron desde ese momento, Manuel ha logrado perder unos 60 kilos de peso.

La intervención quirúrgica a la que se someterá el paciente consiste en la aplicación de un by pass gástrico a través de la laparoscopia.

El doctor Ballesta, que comanda el equipo médico, ha intervenido desde 2002 a casi 900 pacientes con obesidad mórbida, de una media de edad de 38 años y 120 kilos de peso.

Esta operación combina dos métodos, ya que por un lado restringe la capacidad del estómago, y por otro impide que los alimentos se absorban en su totalidad a través de una técnica mínimamente invasiva.

Si su intervención tiene éxito, Manuel Uribe puede que deje de ser el hombre más gordo del planeta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento