La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) de La Rioja ha manifestado "su rechazo" a la reforma laboral. Sin embargo, el sindicato "no apoyará una huelga general hasta que no se hayan agotado todas las vías del diálogo".

En un comunicado, CSIF ha anunciado que ya ha "contactado con los grupos políticos con representación parlamentaria para modificar dichas medidas e intentar un acuerdo beneficioso para los trabajadores" sin llegar a la huelga.

Así, a principios de semana "CSIF negoció con el PP y PSOE, mientras que este viernes se ha reunido con IU".

En opinión de CSIF, "las medidas que propone la reforma laboral no van a servir para crear empleo, sino que van a desequilibrar las relaciones laborales en España, facilitando la destrucción del empleo y precarizando aún más las condiciones laborales y salariales de los trabajadores". Además, la reforma "profundiza en el desmantelamiento del sector público".

Aún así, "todavía cabe la posibilidad de conseguir algún acuerdo más cercano a lo que este país necesita e intentar que la Paz Social no se vea comprometida con posturas intransigentes de unos y otros". En opinión de CSIF, "la huelga general es la última medida, mucho más en estos momentos en los que tantas familias sufren una situación económica muy delicada y muchos trabajadores no llegan a final de mes".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.