La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha insistido este viernes en que la estabilidad presupuestaria se logrará en el Ayuntamiento capitalino en este año 2012, mientras que, desde el Grupo Municipal del PSOE, su portavoz, Vicente Urquía, ha preguntado al equipo de Gobierno "qué se va a dejar de hacer" en ese camino.

La sesión, que se ha celebrado este mediodía dado su carácter extraordinario, y se ha prolongado durante casi dos horas, se ha iniciado con la lectura del dictamen emitido por el secretario general del pleno, sobre el permiso para poder grabar las sesiones.

De hecho, tras el incidente del último pleno ordinario, cuando el presidente de la sala Rodolfo Rubio expulsó a un asistente a la sesión por intentar grabarla con su dispositivo móvil, lo que ha motivado el dictamen, hoy mismo otro grupo de unos cinco o seis espectadores han rodado íntegramente la sesión, unos con una cámara de vídeo profesional y otros, con varias cámaras o dispositivos móviles.

Por lo demás, en el orden del día, el equipo de Gobierno ha puesto en conocimiento de toda la Corporación el informe de la Intervención General sobre la liquidación presupuestaria del ejercicio 2011, que, como ha detallado la concejala de Hacienda Mar San Martín, plantea un comportamiento "relativamente bueno en ingresos corrientes, pero que caen mucho en venta de suelo".

En cuanto a los gastos, ha resaltado que los corrientes se han ejecutado al 95%, mientras que los correspondientes a inversión "sólo se han ejecutado al 41,4%, es decir que se ha invertido el 40% de lo previsto, por la escasa financiación procedente precisamente de la venta de suelo".

Respecto a la estabilidad presupuestaria -la diferencia entre ingresos y gastos en el ejercicio, sin préstamos ni remanentes-, San Martín ha confirmado que hay un déficit de 7,5 millones, aunque ha precisado que el resultado de presupuesto ajustado -aplicando préstamos y remanentes- asciende hasta un superávit de 4,7 millones. El ahorro neto, además, es positivo, en 2,2 millones.

Igualmente, se ha referido a los remanentes, que, en el capítulo de remanentes de crédito "se anulan en su mayoría", y los de tesorería suman 4,4 millones, "de los que 4 millones podrán permitir financiar inversión, y los 400.000 euros restantes serán para otros gastos".

En el cumplimiento de la liquidación con respecto al Plan Económico-Financiero, "que está en su segunda anualidad", la edil ha incidido en que "con ciertas disfunciones, se viene dando cumplimiento, aunque el informe apunta que con un margen estrecho y se recomienda contención de gasto". Como previsión para 2012, último año de vigencia del Plan, "se señala que se le dará cumplimiento".

Suplementos para pago a proveedores.

También en el pleno se han debatido otros expedientes económicos. Por un lado, se ha aprobado por unanimidad la incorporación de remanentes de créditos -procedentes del ejercicio 2011- por importe de 19,4 millones, "de temas cuya financiación comenzó el año pasado, pero tiene que cerrarse en 2012", entre los que ha citado "trabajos pendientes, contratos no acabados o subvenciones".

Del mismo modo, se ha dado el visto bueno, también con los votos favorables de ambos grupos, a un expediente de modificación para un crédito extraordinario de 129.300 euros, con el que, entre otros asuntos, se pagarán los 77.000 euros pendientes de pagos a proveedores "con lo que estaremos al día en las facturas", a excepción de los 600.000 euros de la cubierta de Pradoviejo, en proceso judicial. OPOSICIÓN.

Por su parte, el portavoz socialista, Vicente Urquía, ha negado que hubiera ningún agujero económico en el Ayuntamiento heredado del anterior Gobierno del PSOE-PR, y ha acusado al PP de "ser expertos en manipular y en mentir a los ciudadanos", al tiempo que ha incidido en que "ya desde 2010 se aplicó un ajuste importante en el gasto, que ustedes han continuado".

"Logroño es de las ciudades que mejor estábamos y estamos -ha añadido- con solvencia ahora y con solvencia hace un año. No había agujero, sólo ha habido cambio de algunas partidas del presupuesto, altas y bajas. Eso son preferencias y prioridades, compromisos políticos suyos que no compartimos, como las chiquibecas o la pecera para el Gabinete de Prensa".

A su juicio, "los ciudadanos se merecen un respeto en temas económicos, y todo el mundo sabe que el Ayuntamiento estaba bien y sigue bien". En cuanto a las perspectivas para 2012, ha hablado de una rebaja de 5 millones de euros en el gasto corriente, además de más recortes en inversiones, dentro del plan de austeridad, por lo que se ha preguntado "qué se va a dejar de hacer en virtud de este plan". ALCALDESA.

Tras el turno de portavoces, ha hecho uso de la palabra la alcaldesa, Cuca Gamarra, para cerrar el debate sobre estos puntos. Para la primera edil, "desde junio estamos aplicando una política que está empezando a dar sus frutos y que se basa en no gastar más de lo que se ingresa, y eso se llama estabilidad presupuestaria, siempre dando los mejores servicios a los ciudadanos".

"Lo irrefutable -ha proseguido- es la caída de ingresos, hasta niveles de 2006, pero el nivel de los servicios no es el mismo. Y, para eso, hay que ajustar los gastos, que se han rebajado en 17 millones sobre los de 2010. El objetivo, con todo, es lograr el objetivo de la estabilidad presupuestaria en 2012, con un cambio de 180 grados en la gestión".

Así, ha recalcado que "antes, se pagaban cosas que no se entregaban y, que ahora, se está reclamando dinero en el juzgado o se hacían operaciones brillantes como refinanciaciones de préstamos a mayor interés". "Nuestro compromiso -ha insistido- es el equilibrio presupuestario, porque si gastamos más de lo que ingresamos, seremos irresponsables y estaremos hipotecando el futuro de los logroñeses".

Igualmente, se ha ratificado en "otro compromiso, el de pagar a los proveedores en 40 días, con lo que supone de generar liquidez a las pequeñas y medianas empresas, crear empleo y reactivar la actividad económica". Ha subrayado que "para el 15 de marzo, todas las facturas pendientes estarán pagadas, sin pedir financiación ni endeudarnos más" y ha concluido afirmando que "la vuelta a la solvencia va a ser la seña de identidad de esta Corporación".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.