El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido este viernes que la inmersión lingüística favorece la cohesión social y la igualdad de oportunidades, y que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) tiene que "reafirmar" el modelo.

"Con o sin sentencia nos hubiéramos reafirmado igual en un modelo que a Catalunya le conviene desde el punto de vista de la cohesión", ha expuesto en la inauguración del Centro de Formación Integrado Ferran Sunyer de Figueres.

Y es que, en opinión del presidente catalán, detrás del conocimiento de la lengua también está la cohesión, y considera capital que todas las personas tengan conocimiento directo y completo del idioma "que configura la identidad del país".

También ha hecho referencia a los tres pilares básicos para el crecimiento de un país: formación, cohesión y trabajo.

Antes de iniciar el acto, Mas se ha encontrado con una protesta de unos 30 Mossos d'Esquadra que le han recibido con silbidos y abucheos a la entrada al recinto.

Consulta aquí más noticias de Girona.