El clan 'Polverino', el más peligroso de la camorra napolitana y único relacionado con la 'Cosa Nostra' siciliana —cuyos dos cabecillas han sido detenidos esta semana en Jerez de la Frontera (Cádiz)— tenía bienes valorados en más de 1.000 millones de euros y se les ha intervenido un total de 8.000 kilos de hachís en el desarrollo global de la operación 'Laurel VII'.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado, la operación se inició en 2009 y tenía como objeto la localización y detención de los miembros del clan asentados en España e Italia, teniendo como principal objetivo al capo Giuseppe Polverino, uno de los más reconocidos jefes de la camorra napolitana.

Las investigaciones se desarrollaron paralelamente y de modo coordinado en España e Italia, donde, a las detenciones sucesivas de importantes miembros del clan, —Verbigracia Domenico Verde, Fabio Alegro, Angelo D'alterio y Nicola Imbriani en 2009—, se unían las de otros 39 miembros en 2011 y 23 más en los dos primeros meses de 2012.

La organización internacional tenía capacidad e infraestructura para introducir más 100 toneladas de hachís al año en Italia.

Fruto de la investigación se han incautado más de 8.000 kilos de hachís, valorados en más de 24 millones de euros. Además, se han intervenido bienes por valor de más de mil millones de euros, en concreto, 106 parcelas, 175 apartamentos, 19 chalets, 18 edificios, 141 garajes y trasteros, diversas tiendas y supermercados, hoteles, restaurantes y bares, 43 sociedades y 14 empresas individuales, 117 vehículos, 62 camiones, 23 motocicletas, 150 cuentas bancarias y centenares de teléfonos móviles

Los dos jefes del clan fueron detenidos este martes en Jerez en una operación conjunta entre la Guardia Civil y los Carabinieri italianos.

El primer detenido, Giuseppe Polverino, de 53 años, se encuentra incluido en la lista de las personas más buscadas por las autoridades italianas como jefe del clan 'Polverino', que controla el tráfico de hachis del Sur de Italia y cuya influencia abarca las localidades de Marano, Vomero y Camaldoli.

Esta persona está considerada como "de máxima peligrosidad" por las Autoridades italianas, al ser responsable, como jefe del clan, de varios asesinatos en Nápoles. Durante los registros se han intervenido 204.000 euros en metálico para gastos de Polverino.

El segundo detenido, Raffaelle Vallefuoco, también está incluido en la lista de las personas más buscadas por las autoridades italianas, como jefe de la principal "paranza" del clan encargada de la introducción y transporte de droga hasta Italia.

En el desarrollo global de la operación se ha detenido a 68 personas integrantes del clan.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.