Los empleados de la empresa de transporte público Latbus han acordado ir a la huelga a partir del próximo lunes, 19 de marzo, las 24 horas del día y de forma indefinida si los administradores concursales no actualizan el pago de las nóminas y no garantizan la continuidad de los 600 puestos de trabajo.

Y es que los trabajadores han cobrado sólo hace unos días la nómina de enero, mientras que se les debe el sueldo de febrero y tienen en perspectiva la paga extraordinaria del 15 de marzo. Además, temen perder los derechos adquiridos por la amenaza de ser objeto de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Al parecer, los administradores concursales han presentado sendos escritos al Ayuntamiento de Murcia y a la Comunidad Autónoma pidiendo la reducción del número de líneas y servicios para garantizar la viabilidad, lo que implica la pérdida de puestos de trabajo, según ha hecho saber a Europa Press el presidente del Comité de Empresa, Miguel Cano.

Ante esta situación, los trabajadores celebraron este jueves por la noche una asamblea en la que acordaron por unanimidad convocar una huelga, para reclamar el pago de las nóminas y que se garanticen el mantenimiento del servicio y de los 600 puestos de trabajo, indica Cano. Si se cumple la huelga, a partir del 19 de marzo sólo funcionarían los servicios mínimos.

Lo que preocupa a los trabajadores son "los posibles ERE que se produzcan y, en caso de cese de actividad de la empresa, que quien se haga cargo rescate a los trabajadores", indica. Al menos, esperan que si Latbus no sobrevive, se "subrogue a los trabajadores y no se vean afectados por la mala gestión de la empresa y los impagos de la administración".

Los administradores concursales presentaron hace diez días al Comité de Empresa un ERE que afectaba a todo el personal de la plantilla menos a los conductores.

Amenaza de la dirección*

Cano confirma que la antigua dirección de la empresa ha presentado un escrito al Ayuntamiento de Murcia amenazando con el fin del servicio de las 12 líneas de la concesión urbana que prestan servicio en el municipio si el Consistorio no hace efectivo el pago de las deudas contraídas.

A su juicio, se trata de una "nueva metedura de pata de la dirección de la empresa, que anda descabezada", porque "ya no tiene la potestad sobre la compañía, que está en manos de los administradores concursales, que son los que vienen a salvar supuestamente la empresa".

Por ello, se pregunta "cómo es posible que la dirección presente un escrito ante el Ayuntamiento, además firmado por los dos máximos responsables de Latbus, el presidente y el gerente".

Cano tampoco se explica "por qué la antigua dirección se decanta sólo por meterse con la concesión urbana, cuando la interurbana, que depende de la Entidad Pública del Transporte (EPT), también debe dinero".

Los administradores "tampoco juegan limpio"

El presidente del Comité de Empresa lamenta que los administradores concursales "tampoco juegan limpio con los trabajadores, ya que informaron que habían presentado sus propuestas al Ayuntamiento y a la Comunidad hace 15 días, y resulta que la entrega se hizo este jueves".

Además, Cano reprocha que el Comité de Empresa había demandado a los administradores que querían tener una copia de estos escritos en los que se solicita a la administración la supresión de determinadas líneas. Sin embargo, los administradores se negaron a dar una copia y les dieron "largas".

Consulta aquí más noticias de Murcia.