El abogado de José Bretón, el padre de los dos niños desaparecidos en Córdoba hace cinco meses este jueves, ha recurrido la prórroga del secreto sobre parte del sumario decretada el 24 de febrero por el juez del caso, José Luis Rodríguez Laín; mientras que el recurso presentado por el letrado contra el auto de prisión se prevé que llegue este viernes a la Audiencia Provincial.

En declaraciones a Europa Press, el abogado de la defensa, José María Sánchez de Puerta, ha criticado que la prórroga del secreto, que se prolongará hasta el 25 de marzo, "crea una indefensión bastante problemática en la labor de derecho de defensa", y la situación, a su juicio, es "totalmente anormal".

Entretanto, relata que "al principio confiaba" en que se levantara el secreto antes de cumplir cada uno de los plazos, "pero llevamos cinco así, ya no confío" y teme que el juez "agotará hasta el último día como ha hecho esta vez".

En relación al contraperitaje que ha solicitado contra la prueba de la Universidad de Valencia en la que avala al "98 por ciento" que los dos niños, Ruth y José, no llegaron al parque de la capital cordobesa el 8 de octubre, Sánchez de Puerta informa de que aún no tiene los resultados de dicha prueba que solicitó porque alegaba que eran "fotos manipuladas".

Por otra parte, el recurso que presentó el letrado contra el auto de prisión para que Bretón permaneciera interno en el centro de Alcolea por riesgo de fuga está previsto que llegue este viernes a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, tal y como han precisado a Europa Press fuentes judiciales. Todo ello, después de que este jueves haya concluido el plazo de alegaciones y ahora se tiene que pronunciar la Audiencia, según indica el abogado.

En concreto, las partes han accedido ya a unos 4.000 folios que componen el procedimiento, tras levantarlo parcialmente el magistrado el 10 de febrero, de manera que han tenido acceso a algunas pruebas que certifican que el padre de los niños no llegó con sus hijos al Parque Cruz Conde la tarde del 8 de octubre, donde dice que perdió de vista a los pequeños, tal y como denunció ante la Policía. En el resto del sumario se incluyen otras pruebas como un informe sobre las llamadas de Bretón.

Mientras, el progenitor continúa en prisión, en la que ingresó el 21 de octubre, acusado de los delitos de detención ilegal con la agravante de desaparición de menores y por simulación de delito, después de que insistiera a finales de febrero en la declaración ante el juez que perdió de vista a los niños en el parque. BÚSQUEDAS

Precisamente este martes, el nuevo comisario de la Policía Nacional de Córdoba, Francisco Perea, ha subrayado que están puestos "todos los esfuerzos tanto a nivel central" con los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), como en la Policía de Córdoba y de Sevilla, "con las unidades caninas y de subsuelo que vienen a menudo a hacer registros en pozos y lugares de difícil acceso", así como los agentes de Huelva que "tienen otras líneas de investigación sobre el tema", tal y como asegura.

Desde hace cinco meses, que supuestamente desaparecieron los niños en el Parque Cruz Conde de Córdoba, los agentes han concluido sin éxito la búsqueda de pistas registrando pozos, alcantarillas y colectores de aguas residuales entre el río Guadalquivir y el Parque Cruz Conde, así como cerca de la parcela de los abuelos paternos, que se ha rastreado en diversas ocasiones, al igual que los alrededores de la misma, varias graveras y el río Guadalquivir, en todos los casos sin resultados sobre el paradero de los menores.

El auto de prisión

En relación al auto de prisión, el juez subraya que "solo el encartado tiene la llave de dónde se encuentran sus hijos, estén vivos o muertos", de manera que ponerlo en libertad "podría dar al traste con cualquier intento de encontrarlos", según sostiene el magistrado.

En este sentido, en dicho auto, Rodríguez Laín detalla un total de 17 elementos, que suma a los que ya apuntó en octubre. Así, tras analizar las imágenes de cuatro cámaras de Córdoba —"tratarlas, que no manipularlas", explica el juez, para ayudar a ver aquello que el ojo humano puede ver con dificultad— concluye que "a las 17,58 horas del 8 de octubre no iba nadie en los asientos traseros del Opel Zafira del encartado. No es cuestión de estadística, sino de certeza".

Asimismo, el auto dice que Bretón estaba a las 13,50 horas del 8 de octubre, es decir 20 minutos después de que los niños fueran vistos por última vez, en el entorno de la finca familiar de Las Quemadillas, según los datos de localización e imágenes grabadas. Y tras ello, no ha trascendido que ocurrió con los pequeños.

Otro indicio es que ocultó a su familia que estaba en la finca, así como que había ido a ese lugar hasta nueve de un total de 15 días previos al suceso a horas intempestivas. La tarde anterior a la desaparición, el viernes a las 19,00 horas, "cuando tan deseoso estaba de encontrarse con sus hijos", los dejó en casa de su hermana y fue a la parcela "con el capricho" de conseguir el número de teléfono de una antigua amiga para llamarla y quedar el fin de semana con ella. La excusa es "desconcertante", según indica Rodríguez Laín.

Según el juez, intentó desenfocar a la Policía encendiendo una hoguera con restos de huesos, tirando bolsas de basura delante de unas cámaras y pregonando que iba a hacer obras en la finca, pese a que no se ha hallado ni rastro de ellas. La hoguera la hizo de forma premeditada, a última hora, antes de salir hacia el parque. Además, no quemó papeles de su mujer, Ruth Ortiz, ni ropa abandonada ni huesos de las prácticas de ella, sino un chaquetón en pleno uso.

La información que proporcionó a su hermano, vía mensaje, la tarde de los hechos fue contradictoria, dado que le dijo que estaba en su coche, pero el móvil lo sitúa en el parque, y además le contó: "Esto está lleno de gente, he tenido que aparcar lejos".

No obstante, el auto señala que no hay ni un testigo o grabación que viera al padre con los críos en el parque —se han revisado 40 minutos de imágenes—; que reconoció a un policía que era el responsable de la desaparición de los niños y que compró "Orfidal" y podría habérselo suministrado a los pequeños.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.