Con el agua al cuello. Así están viviendo estos días Paola, Marcelo y sus dos hijos de 7 y 3 años. Y es que, si no ocurre algo parecido a un milagro, el 22 de marzo se quedarán en la calle debiendo la friolera de 110.000 euros al banco que les ha desahuciado.

Ante esta situación, el matrimonio acudió ayer a la oficina central del Deutsche Bank en Valencia para hacer entrega de 90.000 firmas de apoyo recopiladas en las últimas semanas con la ayuda de la asociación de Vecinos del Parque Alcosa y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Con ellas, pretendían abrir una negociación con la entidad con el objetivo de saldar su hipoteca a cambio de la entrega del piso (dación en pago) y de poderse quedar viviendo en él pagando un alquiler asequible. Sin embargo, según explicó Paola, no quisieron saber nada y les remitieron «al teléfono de atención al cliente».

Piso adquirido en 2007

Paola llegó en 2001 desde Colombia y Marcelo un año antes de Uruguay. Ambos se conocieron en Valencia y, tras unos años viviendo de alquiler, se decidieron a comprar «un piso en Alfafar en 2007», ya que ambos trabajaban.

Así, el Deutsche Bank les financió «la totalidad de la vivienda con una hipoteca de 166.400 euros a 40 años». Sin embargo, lo que empezó siendo una cuota asumible de 580 euros, se transformó en un año en una letra de 960 euros por la subida del euríbor: «En 2009 nos quedamos sin trabajo y solo podíamos pagar la mitad», comenta Paola.

En un principio, en el banco les dijeron que mientras que siguieran pagando algo no iban a tener problemas. Pero al poco tiempo les metieron «en la lista de morosos» y les llegó «la carta de embargo», momento en el que dejaron de pagar. Desde entonces, «el único interés» que ha tenido «la entidad» ha sido echarles de casa y quedarse con el piso: «Tendrán que venir a echarnos porque en la calle no nos vamos a quedar con dos niños pequeños».

El banco pasa del ministro de Guindos

La portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, Yolanda Prats, denunció ayer que el Deutsche Bank no aporta «ninguna solución a esta familia», a pesar de que el ministro de Guindos aconsejó la semana a los bancos «la dación pago, los alquileres sociales y las moratorias de los desahucios». Valencia ha registrado 20.467 ejecuciones hipotecarias de 2007 a 2010.

Consulta aquí más noticias de Valencia.