La Asociación Médica Peruana (AMP) denunció en un comunicado que la empresa farmacéutica estadounidense Ventra Bioscience (que hace unas semanas
había anunciado la creación de una arroz modificado con gens humanos para combatir la diarrea ), está experimentando con niños lactantes para evaluar su efectividad.

Aunque se había anunciado como una medida de lucha contra la mortalidad infantil en condiciones de pobreza, TeleSUR ha informado de que tales cambios genéticos son ilegales.

Estos cambios genéticos no están permitidos en Perú

Herbert Cuba García, portavoz de la Asociación Médica, dijo que "estos cambios genéticos no están permitidos en Perú", según Rebelión.org.

La empresa experimenta con 140 niños de hospitales públicos de las ciudades de Lima y Trujillo, con la aprobación del Ministerio de Salud.

"Son hospitales públicos donde acude población muy pobre", agregó Cuba García.

Abogados defensores de los derechos del niño, han considerado el caso como una violación a las leyes.

Son hospitales públicos donde acude población muy pobre

"Los niños (...) tienen derechos a que su salud y desarrollo sean libres y no materia de experimentos sobre todo si es que no se tiene seguridad de cuales son los resultados de ellos", declaró Norma Rojas, abogada Acción por los Niños.

La ministra de Salud, Pilar Mazzeti, declaró que "hemos solicitado tanto al director del establecimiento como al Instituto Nacional de Salud y a una serie de organismos involucrados en esto, que nos informen al respecto para ver si se ha cumplido con todo lo necesario".

El Instituto de Investigación Nutricional que llevó acabo el experimento dijo en un comunicado que el estudio respetó la normativa sobre investigación en humanos y bioética.

 

         NOTICIAS RELACIONADAS