Labores del hogar
Un hombre realiza labores del hogar en su domicilio. ARCHIVO

Las familias numerosas que contraten a trabajadores domésticos tendrán una bonificación del 45% de las cotizaciones a la Seguridad Social, según la Orden de Cotización para 2012 del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, y para los que empleen a trabajadores domésticos discontinuos habrá una bonificación del 20% de las cuotas.

En el caso de los empleados de hogar fijos se mantiene el 20% de bonificaciónEsta rebaja de cuotas se aplicará sin excepciones, tanto si se dio de alta al trabajador discontinuo en el anterior régimen especial de empleados del hogar o como si se ha hecho en el actual Sistema Especial del Régimen General.

En el caso de los empleados de hogar fijos se mantiene el 20% de bonificación, pero solo cuando las altas sean desde el 1 de enero y la persona no hubiera estado en alta en el Régimen Especial, entre el 2 de agosto y el 31 de diciembre de 2011.

El Ejecutivo ha adoptado esta decisión después de que durante enero, primer mes desde el inicio de la integración, solo se incorporaran 11.398 personas, un 3,9% del total registrado en el anterior Régimen Especial de Empleados del Hogar.

Menos cuotas de los nuevos funcionarios

En la orden se establece también que para los funcionarios públicos se reduce en un 50% la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes de quienes hubiesen ingresado en su respectiva administración a partir del 1 de enero de 2011.

"Con el nuevo texto normativo, el Gobierno trata de completar y dinamizar el proceso de integración del Régimen Especial de Empleados de Hogar en el Régimen General", dada "la escasa repercusión que estaba teniendo", señala Empleo.

Trabajadores agrarios y mayores

La orden ministerial fija también la reducción de la aportación empresarial -entre 6,15 y el 8,10 puntos- en el caso de trabajadores agrarios asalariados del Régimen General, siempre que la base de cotización no supere la cantidad establecida como límite, en cuyo caso, la reducción sería proporcional.

Asimismo, se regulan las bonificaciones para el mantenimiento del empleo y la igualdad de oportunidades de los trabajadores mayores de 60 años; y las reducciones para el mantenimiento del empleo para los de 59 o más años.