El Tribunal Superior de Justicia de Madrid considera ahora que se rechazó "sin motivación suficiente" la incorporación de pruebas.

Ésta es la respuesta del Tribunal a la sentencia del 30 de noviembre de 2005, recurrida por el fiscal.

El juicio se repetirá próximamente con otro jurado y otro magistrado.