Niños de 3 y 5 años en cantera familiar en Guatemala
Niños de 3 y 5 años en cantera familiar en Guatemala 20minutos.es

Con motivo de la celebración el lunes del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, la OIT ha pedido a gobiernos, sindicatos y empresarios relacionados con el sector minero que unan sus fuerzas.

Regulación de la actividad

Las familias dejarían de utilizar a los niños como trabajadores en un plazo de entre cinco y diez años

El objeto no es otro que regular las actividades en minas y canteras realizadas en zonas alejadas, generalmente realizadas por familias.

Si esas actividades entran a formar parte de la economía regulada, la OIT cree que las familias dejarían de utilizar a los niños como trabajadores en un plazo de entre cinco y diez años.

De acuerdo con los datos de la organización, hay más 400.000 niños de entre 5 y 17 años trabajando.

Sus tajos no son otros que las canteras y áreas de explotación artesanal de oro, plata, estaño, carbón, esmeralda, arcilla de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

Peligros físicos 

"Los niños que trabajan en minas y canteras arriesgando su salud, su seguridad y sus vidas están en peligro y, por lo tanto, es necesario tomar medidas ahora", apuntó al respecto el director general de la OIT, Juan Somavia, a través de un comunicado.

Los niños que trabajan en minas y canteras están en peligro y, por lo tanto, es necesario tomar medidas

La eliminación del trabajo infantil en minas y canteras artesanales beneficiaría a cerca un millón de niños y niñas de entre 5 y 17 años, que, según la organización, "se enfrentan a situaciones que ponen en peligro su integridad física".

- En Perú, 50.000 niños y adolescentes trabajan para obtener algunos gramos de oro.

- En Colombia, unos 103.000 menores dedican una media de 19 horas semanales a buscar esmeralda, carbón, oro y arcilla.

Igualmente, en Bolivia 13.500 niños trabajan en explotaciones de estaño, plata y zinc y en Ecuador unos 1.500 participan en labores de extracción de oro.

.En condiciones física y psicológicamente vulnerables, esos niños se enfrentan a una de las ocupaciones más peligrosas del mundo.

Sus tareas en las minas incluyen manipular explosivos, romper rocas, llevar cargas pesadas, usar sustancias tóxicas como el mercurio y trabajar con equipos o máquinas peligrosas.

En las canteras excavan arena y rocas que transportan sobre sus cabezas o espaldas.

Pasan horas golpeando las piedras más grandes para convertirlas en gravilla destinada a caminos y obras de construcción, utilizando herramientas diseñadas para adultos, según la organización internacional.

Condiciones precarias

Hay que sumar los peligros derivados de la contaminación de los suelos, el agua y el aire con substancias tóxicas

Además, sus lugares de trabajo están normalmente ubicados en áreas remotas, donde viven en condiciones precarias, sin agua potable, sin acudir a la escuela y sin posibilidad de recibir auxilio médico de emergencia en casos de accidentes o enfermedades graves.

A ello hay que sumar los peligros derivados de la contaminación de los suelos, el agua y el aire con substancias tóxicas como el mercurio, según la OIT, que reconoce los esfuerzos realizados en la región para acabar con el trabajo infantil.

Nuevos acuerdos de "combate" 

Para impulsar los esfuerzos contra ese tipo de explotación, representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores -reunidos en Ginebra con ocasión de la Conferencia anual de la OIT- han firmado un acuerdo por el que se comprometen a trabajar para su eliminación en un plazo de entre 5 y 10 años.

Los expertos de la OIT creen que se trata de una meta realista

Entre los suscriptores del documento se encuentran Brasil, Colombia, Ecuador, Nicaragua y Perú, por América Latina, así como Burkina Faso, Costa de Marfil, Mali, Gana, Senegal, Togo y Tanzania, por Africa, además de Mongolia, Filipinas y Pakistán.

Los expertos de la OIT creen que se trata de una meta realista, ya que los niños en ese sector son relativamente pocos con respecto a los 245 millones de niños trabajadores de todo el mundo.

De ellos, 179 millones realizan actividades peligrosas o son forzados a participar en el tráfico de drogas, en conflictos armados o a prostituirse, según datos de la agencia especializada de la ONU. 

Carolina, de tres años, trabaja en la cantera y ayuda en casa

Sin Tiempo para Crecer

La Unión General de Trabajadores (UGT) anunció hoy el comienzo de la segunda fase de su programa "Sin Tiempo para Crecer".

UGT pretende acabar con el trabajo infantil en los campos de cultivo y que este año tendrá lugar en las campañas de la patata y la vendimia en La Rioja, Burgos y Alava.

Con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, UGT denuncia en un escrito las dificultades que aún existen para la total erradicación de esta forma de explotación y apunta a que el sector agrícola absorbe a siete de cada diez niños que trabajan en el mundo.

Problemas de los niños

En 2005, el sindicato inició el programa "Sin Tiempo para Crecer" -apoyado por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales- para prevenir el trabajo de los niños en los campos de cultivos.

El problema más importantes de los niños que viajan con una familia temporeraes el fracaso escolar

  Intervino también en las campañas de tomate de Badajoz, cereza en Cáceres, aceituna en Jaén y fresa en Huelva.

Entre los problemas más importantes de los niños que viajan con una familia temporera figuran el fracaso escolar (40%), el desarraigo y falta de adaptación (20%), y la no escolarización (15%), añade el comunicado.

Por otro lado, la ONG  Save the Children llamó hoy la atención respecto a que seis millones de niños entre 5 y 17 años trabajan en América Latina, la mitad de ellos "en condiciones de explotación o realizando trabajos peligrosos".

Menos niños trabajan... en algunos paises 

Pese a que el último informe de la Organización Internacional del Trabajo "constata una reducción del número de niños trabajadores en el mundo, la cifra ha crecido de modo alarmante en algunos países", añade la ONG en un comunicado.

En Argentina, el trabajo infantil ha aumentado un 600% en los últimos siete años

"Es el caso de Argentina, donde el trabajo infantil ha aumentado un 600% en los últimos siete años como consecuencia de la crisis económica (...), de los 250.000 niños argentinos que trabajaban en 1998 se ha pasado a 1,5 millones".

Niños en Bangladesh

Con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la ONG Intervida también denunció que los menores de 14 años representan un 12% de la población activa de Bangladesh.

Los menores de 14 años representan un 12% de la población activa de Bangladesh

En este país asiático, más de 6,5 millones de niños de entre 5 y 14 años forman parte de la población activa y en su capital -Dhaka- casi 1,4 millones de niños trabajan en la industria y dos millones están vinculados al sector servicios.

La mayoría de los menores son operarios de fábricas de aluminio o de cerillas, empleados de hogar, peones, vendedores de té y comerciantes ambulantes. Para erradicar este problema, Intervida lleva a cabo en cinco barrios marginales de Dhaka un programa que proporciona educación y atención médica a más de 400 niños trabajadores.

    NOTICIAS RELACIONADAS