Más de 900 personas utilizan asiduamente el sistema municipal de teleasistencia domiciliaria habilitado por Servicios Sociales del Ayuntamiento de Torrelavega, y durante el año 2011 un total de 1.054 personas han estado dadas de alta en este servicio social, de los cuales, el 98 por ciento eran personas mayores de 80 años.

Estos son los datos del balance del servicio de Teleasistencia que han presentado este jueves el alcalde de Torrelavega, Ildefonso Calderón, el concejal de Bienestar Social, Higinio Priede, la gerente del área, Amada Pellico, y los técnicos encargados de la gestión del servicio de teleasistencia.

Otros datos que ponen de manifiesto el "rotundo éxito" de este servicio social, ha destacado el alcalde, es que a lo largo del año se han generado más de 84.000 comunicaciones entre los usuarios y el centro de atención, la mayoría, afortunadamente, por seguimiento del usuario y actualización de datos.

"Este servicio está firmemente implantado y la intención de este alcalde y del actual gobierno municipal es mantener y potenciar si cabe la atención que se presta a los usuarios", ha remarcado el regidor, que ha reafirmando su compromiso con los Servicios Sociales municipales "para que sean mejor y más completos para los ciudadanos cada día".

Calderón ha asegurado que la actividad de los servicios sociales municipales es constante, recordando que recientemente se ha puesto en marcha el Servicio de Mediación, también el servicio especial para prevenir los desahucios y se ha abierto una nueva oficina de interculturalidad en la Inmobiliaria un cambio, ha remarcado, que ha supuesto un ahorro de 26.400 euros a las arcas públicas en concepto de alquiler.

Por su parte el concejal de Bienestar Social, ha explicado que la Teleasistencia consiste en un servicio que requiere la línea telefónica del domicilio y de un equipamiento de comunicaciones e informático específico que la empresa instala en el domicilio de los usuarios y que permite contactar con el centro de atención, en cualquier momento.

Los técnicos encargados de la gestión del servicio de Teleasistencia han explicado que el usuario, que suele ser una persona mayor o discapacitada, debe llevar consigo un sistema de llamada en forma de medallón o pulsera.

Este dispositivo le permite, con solo pulsar el botón, entrar en contacto verbal con un centro atendido por personal específicamente preparado para dar respuesta adecuada a la situación de emergencia presentada. Esa atención está disponible durante las 24 horas del día y los 365 días del año, han señalado.

"Esa atención a las emergencias da idea de la tranquilidad que supone disponer del sistema para la persona y familia. Además, el contacto continuo con el centro de asistencia permite que funcione como un recordatorio de citas al usuario, toma de medicación, otras necesidades del asistido", ha comentado el responsable municipal del área.

Los beneficiarios del servicio son personas que por razón de edad, discapacidad u otra circunstancia se encuentran en situación de riesgo, que viven solas permanentemente o durante gran parte del día o que conviven con otras personas en similares circunstancias.

Por este motivo, por el importante papel que juega en la atención de personas que no pueden valerse bien por sí mismas, el alcalde ha asegurado que van a seguir "apoyando, perfeccionando y difundiendo" este servicio, que "es fundamental" para la autonomía personal y la atención de las personas en situación de dependencia, con el objetivo de que permanezcan, voluntariamente, en su domicilio habitual el mayor tiempo posible y en las debidas condiciones de atención y seguridad.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.